El gobierno del PSOE acumula 18 meses asumiendo todas las facturas del servicio de ayuda a domicilio sin contrato legal alguno que las ampare

Llevan 7 meses sin pagar un céntimo a la empresa que está prestando el servicio, poniendo en serio riesgo el abono de las nóminas de sus trabajadoras, y se ven obligados ahora a realizar un reconocimiento extrajudicial de 130.000€ en un pleno convocado con carácter urgente y extraordinario.

Mayte Martínez: “exigimos que se depuren responsabilidades políticas por este escándalo, provocado por la negligente gestión del PSOE. La situación que tenemos encima exige una gestión seria, firme y rigurosa, que es la que queremos devolver a nuestro Ayuntamiento”.

Ayer tuvo lugar una Junta de Portavoces para la celebración de un pleno extraordinario y urgente convocado por el PSOE. A ese pleno extraordinario nos traen de nuevo otro reconocimiento extrajudicial de deuda. El objetivo es pagar facturas del servicio de ayuda a domicilio contraídas fuera del presupuesto municipal, sin consignación económica alguna.

La concejal de Servicios Sociales en el Ayuntamiento de Lorca por el PP, Mayte Martínez, ha manifestado que es impresentable que la negligencia en la gestión del PSOE haya obligado a este Ayuntamiento a tener que ejecutar dos reconocimientos extrajudiciales de deuda para pagar facturas del mencionado servicio en menos de un año y medio. El primero de ellos se incluyó en el pleno del pasado mes de junio y ahora, seis meses después, tropiezan otra vez en la misma piedra.

 

Los hechos son los siguientes: el contrato se cumplió en julio de 2021, y desde ese momento el PSOE ha estado facturando y pagando sin ningún tipo de contrato que ampare el gasto. Las irregularidades, por tanto, han sido persistentes.

 

Ya hubo un reconocimiento extrajudicial de estas facturas en junio de 2022, de 100.000 €, y ahora nos traen otros 130.000€ a un pleno que se ven en la obligación de convocar con carácter urgente porque su irresponsabilidad pone en riesgo el abono de las nóminas de los trabajadores de la empresa, a la que no están pagando desde el mes de junio del año pasado.

 

Esta situación es insólita en nuestro Ayuntamiento, y no vamos a aceptar jamás que intenten esconderse detrás de los trabajadores municipales, como intentaron hacer ayer en la Junta de Portavoces. La situación fue vergonzosa: la concejal responsable envió a funcionarios municipales y ni se presentó. Hemos de recordar que esto es un error político, única y exclusivamente, y son los concejales del PSOE los que tienen que dar la cara. Como ediles de gobierno conocen perfectamente los procedimientos administrativos y legales que están obligados a cumplir.

A tenor de las circunstancias, exigimos que se depuren responsabilidades políticas por una situación resultado de una negligente gestión. No saben gestionar, no aceptan consejos y cuando se les trasladan propuestas para mejorar, responden con soberbia, mirando por encima del hombro a los demás, pero a la hora de la verdad, se estrellan con la realidad.

 

Ante esta situación nos preguntamos qué estará pasando dentro del gobierno socialista para que ahora hayan convertido en habituales estos reconocimientos extrajudiciales, un procedimiento por el que estos señores decían que poco menos que había que encarcelar a anteriores corporaciones municipales.

 

Tal y como ya le han advertido a este gobierno, esta situación no se puede arreglar improvisando ahora un convenio para arreglar el caos que han ocasionado.

 

Está claro que carecen de alternativa real para solucionar este problema. No tienen un plan B, de hecho, no han tenido siquiera plan A, pero no ahora, sino desde el primer momento, y el resultado lo tenemos sobre la mesa.

 

Es evidente que el servicio se tenía que seguir prestando, sólo faltaba que la incompetencia del PSOE dejara sin servicio a los ciudadanos que reciben la atención domiciliaria.

 

Si se tratara de una situación puntual, seríamos los primeros en mostrar comprensión, pero estamos hablando de un problema sobre el que ya se alertó por parte de los servicios municipales hace un año y medio, y que no se ha arreglado por pura inoperancia política, por nula gestión. Tal es así, que aún a día de hoy ni tan siquiera han iniciado el procedimiento para adjudicar la prestación de este servicio, es decir, insisten en su mismo error. Recuerdo que hace 18 meses que tenían que haber iniciado la tramitación para adjudicar este servicio.

 

Es inadmisible que se haya realizado, entre otras, una modificación presupuestaria hace apenas unos meses por un importe superior a los 10 millones de euros destinados a pagarse la campaña electoral y no reservaran ni un sólo céntimo para lo importante, pero se están en la frivolidad, derrochando y despilfarrando dinero en autobombo y fanfarria.

 

 

Deja un comentario