Afirman que el PSOE cancela las actuaciones contra inundaciones en las ramblas de Nogalte y Torrecilla

Y que además cambia el Gran Canal de Evacuación de la rambla de Biznaga por un “corredor verde”.
Así se recoge en el Plan de Gestión de Riesgos aprobado ayer por el Consejo de Ministros de Pedro Sánchez, que supone una gran oportunidad perdida y un desengaño para los vecinos de las áreas más castigadas por las inundaciones, y que tampoco incluye el plan de limpieza de ramblas en nuestra comarca, prometido en 2018.

El PSOE ha suprimido la construcción de las presas de Nogalte y Torrecilla en el Plan de Gestión de Riesgos Frente a Inundaciones para el periodo 2022-2027. Se trata de un documento que fue aprobado ayer por el Gobierno de Pedro Sánchez en Consejo de Ministros, que constituye una gran oportunidad perdida para Lorca, puesto que en absoluto resuelve los problemas que vienen sufriendo y denunciando los vecinos cada vez que se registran precipitaciones en nuestra comarca. Parece que no se cansan de traernos malas noticias.
Las noticias que han sido trasladadas al respecto por parte de los responsables del PSOE no generan más que más preocupación, inquietud e incertidumbre, porque está claro que nos han hecho perder el tiempo con falsas promesas y al final ha salido perdiendo Lorca. Cada vez que el ministerio de Transición Ecológica pone su mirada en esta tierra, es para que salgamos perdiendo. Deberían abrir un periodo de reflexión y darse cuenta de la pésima gestión que están desarrollando en relación con las inundaciones en nuestro municipio, la limpieza de ramblas, los mapas de Flujo Preferente y el cierre del trasvase.
Si no han tenido suficiente con eliminar las actuaciones para proteger a los ciudadanos frente a las avenidas de las ramblas de Nogalte y Torrecilla, ayer también conocimos que el Gran Canal de Evacuación que estaba previsto construir para solucionar los continuos problemas de inundación que se registran especialmente en las pedanías de Campillo y Purias, se va a quedar en un “corredor verde”. Es decir, nos van a dar gato por liebre, perpetrando un “cambiazo” que, en resumidas cuentas, no es más que una huida hacia delante que no responde a las necesidades de los vecinos ni a las reivindicaciones que siempre hemos trasladado desde Lorca.
La situación es que Lorca se queda en una situación igual o peor que la que tenía en 2012, cuando se produjeron las inundaciones más fuertes en siglos. Nos quitan infraestructuras que estaban comprometidas y tampoco se recoge el plan de limpieza de ramblas en la zona del Guadalentín que el PSOE prometió en 2018.
Ante estas evidencias, desde el PP no tenemos más remedio que calificar este documento como un gran desengaño, que frustra las esperanzas que teníamos para que los problemas de los vecinos afectados obtuvieran una respuesta eficaz.

Deja un comentario