Saltar al contenido

UPA Murcia alerta de un “grave riesgo de pérdida de fondos” para la Región de Murcia con la nueva PAC

noviembre 1, 2021

Insta a Luengo a que intensifique los contactos con el MAPA ante la "última oportunidad" de negociar la propuesta del Plan Estratégico

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de la Región de Murcia (UPA Murcia), tras conocer los detalles del Plan Estratégico de la Política Agrícola Común  (PEPAC) que el Ministerio de Agricultura ha presentado a las Comunidades Autónomas, lamenta que el nuevo modelo de ayudas comunitarias va a perjudicar de forma muy significativa a un número importante de agricultores y, sobre todo, de ganaderos de la Región de Murcia.

El secretario general de UPA Murcia, Marcos Alarcón, recordó que "llevamos meses conociendo poco a poco los detalles de la negociación entre el MAPA y las CC.AA sobre los elementos que serán la arquitectura de la futura PAC y temíamos las consecuencias que podrían tener para el campo murciano en caso de que no se tuviera en cuenta nuestra realidad productiva".

"Con el avance que hemos conocido del Plan Estratégico, vemos que pueden confirmarse nuestros peores presagios, con un resultado final que puede ser catastrófico para cientos de agricultores y ganaderos murcianos”, apuntó.

UPA-Murcia señala que, aunque cuando se iniciaron los trabajos para la definición y diseño de los elementos base que estaban llamados a dar forma al Plan Estratégico de la futura PAC, se anunciaba una ruptura con las referencias históricas y el objetivo de que agricultores y ganaderos que producían lo mismo recibieran la misma ayuda, los documentos que hoy están sobre la mesa "consolidan los desequilibrios en las zonas desfavorecidas y penalizan la ganadería que dispone de poca o ninguna base territorial".

Muchos agricultores y ganaderos ya han podido comprobar en los anticipos de las ayudas PAC de la campaña 2021 las consecuencias de la aplicación de un modelo injusto de reparto de estas ayudas, debido a la aplicación de una “convergencia brutal”, que provoca en algunos casos una reducción del 40% de las ayudas, pero esto es solo un “aperitivo” de la que se les puede venir encima cuando se aplique la nueva PAC a partir de 2023, advirtió Alarcón.

En este sentido, UPA-Murcia matiza que no está en contra de aplicar convergencia de las ayudas, siempre que dicha convergencia persiga conceder similares niveles de ayuda a titulares de explotaciones que produzcan lo mismo y en función de cuanto producen, estableciendo siempre niveles máximos de ayudas por explotación.

Para UPA-Murcia, algunos de los elementos novedosos de la futura PAC (como son los pagos redistributivos, los ecoesquemas y las nuevas ayudas asociadas), podrían servir para compensar a agricultores y ganaderos familiares y profesionales de los efectos de la convergencia y la reducción del número de regiones.

Sin embargo, "con su actual definición e intensidad de ayuda estarán muy lejos de paliar los recortes que se avecinan en el pago básico", añadieron desde la organización profesional agraria.

“Nuestra opinión es que si la ayuda básica está ligada al concepto de ayuda a la renta, lo que debe ser objeto de convergencia es el que debe recibir una explotación y no el valor de los derechos”, explicó Alarcón, para quien “deben ser las ayudas asociadas, vinculadas al número de cabezas de ganado de las explotaciones familiares profesionales, las que corrijan los efectos indeseados que la convergencia del valor de los derechos ocasiona en un gran número de explotaciones murcianas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: