Saltar al contenido

Según el PP, Limusa pierde cada mes 63.000 euros

octubre 29, 2021

Afirman que la empresa acumula un déficit que supera los 1,7 millones de euros.

Juan Miguel Bayonas ha reclamado que todo el esfuerzo de la empresa se centre en limpiar las calles, complementando si hiciera falta la labor de los trabajadores de Limusa con el refuerzo de asistencias externas, ya que el nivel de degradación y suciedad que denuncian los ciudadanos tiene que ser atendido con la rapidez que merecen.

Con un ritmo de pérdidas de 63.000 euros al mes, las calles de Lorca más sucias que nunca, la empresa municipal de limpieza arruinada, sufriendo las pérdidas económicas más altas de los últimos 15 años, y no se le ocurre nada mejor al alcalde socialista que mentir a la gente diciendo que la empresa ahora “funciona” mejor. El concejal responsable de Limusa en el ayuntamiento de Lorca por el Partido Popular, Juan Miguel Bayonas, ha señalado que en cuanto el socialismo entró a Limusa, la gestión saltó por la ventana. Ni el concejal de Limusa ni el actual alcalde se enteran de cómo están las calles, ni de lo que sucede en la empresa, porque no van por la oficina. Esta dejación se traduce en calles más sucias y en peores condiciones de trabajo para los empleados.

 

El único material que se está ahorrando Limusa es el de la oficina del concejal. Su gestión es un fracaso que costará mucho corregir. Mientras, todo el peso de la empresa se ha dejado caer sobre los hombros de los trabajadores, que están saturados y redoblando esfuerzos, pero la labor del gobierno local, brilla por su ausencia.

 

Hace unos meses exigimos que se ofrecieran balances trimestrales de Limusa, y nos respondieron con descalificaciones y malas formas, diciendo que era imposible y que no sabíamos cómo funciona una empresa, pero ahora resulta que Mateos y Morales ofrecen el balance trimestral, es decir, los números de cómo están arruinando Limusa. Un balance del que deben sentirse particularmente orgullosos; las pérdidas que arrastra la empresa se sitúan ya por encima de los 1,7 millones de euros, incluyendo dos rescates económicos de 500.000 y 520.000 euros.

 

El Partido Popular ejecutó las mayores inversiones en modernización de maquinaria, la remodelación integral del Centro de Gestión de Residuos, la construcción del nuevo vaso para la basura y la nueva base logística. Todo ello fue asumido con recursos propios. Esto contrasta con la situación actual, en la que no tienen que afrontar inversiones, Limusa funciona mal y están perdiendo dinero “a chorros”.

 

La empresa ha pasado de ofrecer superávit todos los años en los que fue gestionada por el Partido Popular a entrar en fuertes números rojos en cuanto el socialista Mateos la ha cogido. Así, con el PP Limusa obtuvo superávits de 341.700 € en 2014, 784.472 en 2015, 1,2 millones en 2016, 1,7 millones en 2017, 944.000 en 2018 y 205.200 en 2019. Estas cifras contrastan con el desastre que ha provocado el PSOE, con la friolera de más de 1,6 millones de euros de pérdidas acumuladas en los dos años que lleva en el gobierno, con pérdidas concretas de 943.000€ en 2020 y 761.000 entre los meses de enero y septiembre de 2021.

 

Hace unos días, Mateos y Morales se colgaban una “medallita”, vendiendo a bombo y platillo que habían recortado las pérdidas en 300.000 euros respecto al año pasado, pero ocultaron que hace apenas dos meses han tenido que rescatar Limusa inyectándole 500.000 euros del dinero de los impuestos de todos los lorquinos. Es decir, que encima de “enchufarle” medio millón de euros, aún siguen dando más de 260.000€ de pérdidas, y eso que aún les quedan tres meses por contabilizar. No tienen el más mínimo respeto por las personas y toman a la gente por tonta.

 

La ruina en Limusa, esos 1,6 millones de euros de sangría económica, los estamos pagando todos los lorquinos con nuestros impuestos, desviando dinero del ayuntamiento para maquillar las pérdidas. Lo peor del caso es que este desastre en las cuentas de Limusa se produce cuando las calles están más sucias que nunca y los gastos en inversión son los más bajos. El ciudadano paga los impuestos más caros de la historia y encima se tiene que destinar mucho más dinero para que la empresa no quiebre.

 

 

Juan Miguel Bayonas ha reclamado que todo el esfuerzo de la empresa se centre de inmediato en limpiar las calles, complementando si hiciera falta la labor de los trabajadores de Limusa con el refuerzo de asistencias externas, ya que el nivel de degradación y suciedad que denuncian los ciudadanos tiene que ser atendido con la diligencia que merecen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: