Saltar al contenido

Salud extiende a Lorca el programa ‘Teleictus’ para reducir la mortalidad y posibles secuelas

abril 3, 2022

El programa, que forma parte del ‘Código Ictus’, permite ahorrar mucho tiempo y comenzar antes el tratamiento, lo que resulta muy útil para diagnosticar posibles casos.

La iniciativa se inició con éxito en 2021 en el hospital Virgen del Castillo de Yecla y está previsto extenderla al resto de hospitales.

La Consejería de Salud, a través del Servicio Murciano de Salud (SMS), ha extendido al hospital Rafael Méndez de Lorca el programa ‘Teleictus’, que permite realizar el tratamiento agudo de un paciente con ictus a distancia mediante telemedicina, lo que posibilita ganar mucho tiempo en la atención y, en consecuencia, reduce las posibilidades de mortalidad y de posibles secuelas.

Este programa, que se inició con éxito el pasado año en el hospital Virgen del Castillo de Yecla, está previsto que se implante paulatinamente en todos los hospitales de la Región, y forma parte del ‘Código Ictus’, en marcha desde 2008.

El ‘Teleictus’ conecta al profesional que atiende a un paciente en un hospital de área y su servicio de Urgencias con el hospital de referencia donde haya neurólogo de guardia, de modo que ambos facultativos puedan valorar al paciente. Esto permite analizar las pruebas, que se comparten a través del sistema informático, y tomar la decisión de si es candidato al tratamiento de ictus, en cuyo caso se inicia en el propio servicio de Urgencias y, si es necesario, se le traslada al hospital de referencia.

De esta manera, se ahorra mucho tiempo y se comienza antes el tratamiento, lo que resulta muy útil para diagnosticar posibles ictus, sobre todo en caso de hospitales distantes del de referencia, además de evitar traslados innecesarios.

Trabajo en equipo para el ‘Teleictus’

La puesta en marcha del ‘Teleictus’ conlleva una total implicación del SMS para cubrir necesidades estructurales, como ordenadores, iPad e instalación de redes seguras, entre otros aspectos, así como para crear los circuitos y formularios compartidos necesarios. Así, en cada hospital se crea un equipo integrado por los servicios necesarios para llevar a cabo todo el proceso, desde dirección y gerencia hasta neurología, urgencias, UCI, radiología, laboratorio, farmacia e informática.

En el hospital Rafael Méndez de Lorca el equipo está dirigido por el jefe de sección de Neurología, Antonio Candeliere, y el jefe de servicio de Urgencias, Manuel Belda, con la colaboración de la neuróloga de la Arrixaca Estefanía García, que desarrolla el programa ‘Teleictus’ en los hospitales.

Mejores diagnósticos para el ictus agudo

La mejora de las herramientas diagnósticas para el ictus agudo permiten tratar a pacientes hasta 24 horas después de que hayan ocurrido los síntomas, frente a la situación actual, en que no se puede tratar si lleva más de 6-8 horas de evolución.

La Región dispone de dos unidades de ictus: una en el hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia y otra en el hospital Santa Lucía de Cartagena, donde se trabaja de manera multidisciplinar y coordinada para disminuir las secuelas y la mortalidad por esta enfermedad.

En estas unidades ingresan todos los pacientes con ictus y hemorragias cerebrales con menos de 24 horas de evolución, a quienes se aplican en las primeras horas cuidados estandarizados y protocolizados. Para ello, colaboran profesionales de enfermería, auxiliares, neurólogos, rehabilitadores y fisioterapeutas, que proporcionan cuidados que disminuyen la mortalidad y las secuelas por esta enfermedad.

Gracias a los tratamientos agudos y a las unidades, solo un 40 por ciento de los pacientes presentan secuelas tras un ictus. La mortalidad de los pacientes que han sufrido un ictus ha disminuido en cuatro puntos porcentuales en la última década, ya que la tasa se situaba en un 14 por ciento en 2008 y en la actualidad es del 10 por ciento.

Buenos resultados del ‘Código Ictus’

Cerca del 50 por ciento de los pacientes que han sufrido un ictus en la Región lo superan con mínimas secuelas gracias a la puesta en marcha de programas de atención y prevención como el ‘Código Ictus’. Esta herramienta ha propiciado que un mayor número de pacientes haya llegado a los hospitales a tiempo de tratamiento, además de la mejora de los circuitos intrahospitalarios para acceder más rápidamente a la atención médica. Como consecuencia, se ha duplicado el número de pacientes tratados por esta patología en los últimos años.

La Región de Murcia registra una media anual de 3.000 episodios de enfermedad cerebrovascular, de los que un 65 por ciento se corresponden a casos de ictus isquémico. Suponen la primera causa de mortalidad en las mujeres y la segunda en los hombres, tras las enfermedades isquémicas del corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: