Saltar al contenido

Quieren impulsar un Pacto por las Infraestructuras ante la grave situación provocada por el cierre ferroviario de la Región

septiembre 10, 2021

El presidente López Miras mantiene un encuentro con el portavoz de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril y solicita una reunión urgente con la ministra de Transportes para que corrija su postura.

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, impulsará el denominado Pacto por las Infraestructuras de la Región de Murcia, con el fin de “aunar todas las voces, organismos y entidades posibles para cambiar los planes del Gobierno central de cerrar las vías de tren durante casi tres años y medio. Existen otras soluciones técnicas perfectamente viables, y por eso queremos evitar el maltrato a la Región y su aislamiento ferroviario a causa de decisiones injustas y arbitrarias que se toman a cientos de kilómetros”, según explicó el consejero de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díez de Revenga.

López Miras se reunió hoy con el portavoz de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril de la Región de Murcia, Antonio del Campo, donde abordaron “con preocupación” los planes del Ministerio de Transportes de suspender desde octubre la línea de cercanías entre Murcia, Lorca y Águilas. Asimismo, coincidieron en que es compatible la modernización del ferrocarril con el mantenimiento de la línea de cercanías.

Igualmente, el titular de Fomento anunció que “el presidente López Miras pedirá en las próximas horas una reunión urgente con la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, para, de la mano de la Plataforma, solicitarle que recapacite y retire esta medida tan perjudicial para la Región de Murcia”.

“Hay que recordar que el cambio de planes del Gobierno central se ha producido ahora y de forma drástica, ya que antes estaba previsto que las obras se realizaran tal y como reivindicamos: manteniendo los servicios”, subrayó el consejero, quien afirmó que el Pacto propuesto por la Comunidad “busca recoger el clamor popular y el rechazo social a que se interrumpan los servicios de tren y nos convirtamos en una isla ferroviaria”.

Efectos de los cambios de movilidad

“Esto no debería ser una confrontación política”, afirmó el consejero, “sino que estamos hablando de servicios públicos que, de ser suspendidos, cambiarían drásticamente los hábitos de la movilidad de los ciudadanos”. Así, “los ciudadanos tendrían que optar por el vehículo privado, lo que colapsaría aún más la A-7 y traería más atascos, más accidentes y más emisiones contaminantes”.

Esta tendencia, señaló Díez de Revenga, “va exactamente en la dirección contraria de las políticas de transición ecológica y movilidad sostenible de la Unión Europea”. Asimismo, añadió que “el Gobierno regional no puede pasar por alto que se cambien los planes de obras previstos hace años sin el más mínimo diálogo. No vamos a mirar hacia otro lado ante esta interrupción en la línea de ferrocarril, cuando en otras comunidades se han realizado obras de similares características sin impedir el tráfico ferroviario”.

“Tampoco podemos tolerar que el Ministerio ponga como excusa para esta suspensión la justificación de los fondos europeos Next Generation, cuando estas infraestructuras están financiadas mayoritariamente con fondos Feder”, afirmó Diez de Revenga, quien confirmó que el Ejecutivo autonómico ya ha pedido amparo a la Comisión Europea ante esta situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: