Saltar al contenido

¿Qué tiempo se espera para el final de la primavera?

abril 26, 2022
  • El modelo europeo apuesta por un tiempo veraniego y seco con valores de hasta 3ºC por encima de lo habitual y precipitaciones escasas, agravándose la sequía en algunas regiones

Tras haber superado el ecuador de la primavera, Meteored analiza las previsiones a largo plazo del ECMWF y de la NOAA para intentar prever la evolución de las condiciones atmosféricas de la segunda mitad de la estación.

Marzo y abril han sido invernales debido, principalmente, al desgaste del intenso viento que rodea el aire frío en latitudes altas y al fenómeno del calentamiento súbito estratosférico, de manera que el aire frío guardado durante el invierno en el círculo polar se ha introducido y descolgado hacia latitudes bajas. Además, a pesar de que La Niña en el Pacífico central deja un tiempo seco y cálido en España, hasta el momento está predominando la rotura del vórtice polar. Esa bilocación del vórtice polar ha propiciado mayores lluvias en el país, mejorando en parte la situación de sequía.

Los dos principales modelos para los pronósticos estacionales muestran dos escenarios completamente diferentes: el ECMWF refleja un ambiente veraniego y seco para la segunda mitad de la primavera, mientras el modelo americano NOAA pronostica un tiempo normal para los meses de mayo y junio. A pesar de esto, ambos modelos coinciden en que no habrán grandes anomalías negativas en cuanto a temperatura ni abundantes lluvias.

Primavera cálida y sin lluvias según el Centro Europeo

Según nuestro modelo de referencia, las temperaturas estarán por encima de lo normal durante el final de la primavera e inicio del verano climatológico, sobre todo en el interior peninsular donde podrían estar de 2 a 3 ºC por encima de la media. El modelo predice lluvias escasas en prácticamente todo el país, sobre todo en el centro, norte y Pirineos, sin descartar algún episodio inestable por probables ondulaciones de la corriente en chorro.

Si finalmente acaba subiendo esto, estaríamos ante un escenario con calor intenso antes del verano y pocas lluvias. Solo se darían valores de temperatura y lluvia en Canarias.

Esta situación refleja que sufriremos un anticiclón de bloqueo o una potente dorsal estacionaria en todo el sur de Europa y en el Mediterráneo, con borrascas y frentes transitando en latitudes altas, con posibilidad de algún descuelgue de aire frío.

Se trata de una gran noticia para el sector turístico, pero de una situación desfavorable para el sector agrícola, embalses y acuíferos, debido a la situación de sequía, que seguirá agravándose en algunas regiones.

Una primavera normal según la NOAA

En cambio, el modelo americano prevé un tiempo típico y tópico para la época del año. No se espera ninguna anomalía importante en cuanto a temperaturas y lluvias, lo que se traduce en un tiempo variable con alternancia de días estables e inestables, tardes tormentosas, mañanas frescas y mediodías más calurosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: