Saltar al contenido

Masivo respaldo de los vecinos de Puntas de Calnegre afectados por la aplicación de la Ley de Costas a la Proposición de Ley que salvaría el poblado

agosto 24, 2021

Se trata de una iniciativa liderada por el Senador murciano Francisco Bernabé, que ha incluido Puntas de Calnegre a propuesta de Fulgencio Gil, presidente del PP lorquino. La petición ya ha sido registrada en el Senado.

El presidente del Partido Popular de Lorca, Fulgencio Gil, junto a los senadores Francisco Bernabé y Juan María Vázquez, y la diputada regional lorquina María del Carmen Ruiz, han mantenido esta mañana una reunión informativa con los vecinos del poblado de Puntas de Calnegre afectados por la actual Ley de Costas, que sufren una total inseguridad jurídica y podrían perder sus viviendas, con el objetivo de trasladarles de primera mano la iniciativa que el PP ha presentado en el Senado para modificar la Ley de Costas, hecho que “indultaría” este poblado y sus viviendas.

Fulgencio Gil ha manifestado que no vamos a cejar en nuestro empeño de salvar el poblado de Puntas de Calnegre. Llevamos muchos años batallando por salvar el poblado, es una joya etnográfica de nuestra costa, que posee grandes valores. Estamos hablando de construcciones que se remontan en el tiempo hasta 200 años, de un poblado pesquero inconfundible. Nos encontramos con una oportunidad histórica, una iniciativa definitiva en el Senado a través de una Proposición de Ley para salvar el poblado y otros núcleos españoles similares. Vamos a trabajar y a luchar por conseguir el apoyo del resto de grupos parlamentarios porque supondría salvar definitivamente el poblado y terminar con las preocupaciones de los vecinos.

El senador Francisco Bernabé ha indicado que lo que pretendemos con esta Proposición de Ley es que todos aquellos núcleos de población vinculados a un paisaje muy particular y ubicados en entorno marítimos, sean respetados atendiendo a su propia idiosincrasia, porque la Ley de Costas sólo pretende el derribo de estas poblaciones, algo que sería muy injusto para las familias que actualmente viven en estos núcleos.

Juan María Vázquez, senador murciano, ha señalado que es la primera vez que se presenta una modificación de la Ley de Costas que aúna todos los intereses de estos núcleos costeros españoles, desde Gerona hasta las Islas Canarias que se verían beneficiados por la aprobación de esta Ley atendiendo a sus legítimos derechos, que hasta hoy se ven amenazados.

Cabe señalar que el poblado pesquero de Puntas de Calnegre, ubicado en la pedanía de Ramonete, ha sido incluido en la mencionado Proposición de Ley a propuesta del presidente del Partido Popular de Lorca, Fulgencio Gil. Se trata, en concreto, de una iniciativa que plantea la modificación de la ley 22/1988, de 28 de julio, de Costas, para permitir la pervivencia de conjuntos urbanos costeros de tipología tradicional en terrenos que han pasado a ser de dominio público marítimo-terrestre.

Se trata de una iniciativa que, en el caso de Puntas de Calnegre, se marca el objetivo de salvar el poblado pesquero, siguiendo la línea de trabajo que el Partido Popular ha venido desarrollando a lo largo de los últimos años en este mismo sentido. Nuestra labor se centra en salvar las casas existentes, defendiendo los legítimos intereses y derechos de sus propietarios. Esperamos contar con el respaldo de todos los grupos políticos con representación en el Senado, habida cuenta de la particular trascendencia e importancia de la medida. Estamos hablando de una oportunidad histórica de proteger este enclave y eliminar la incertidumbre que tienen los vecinos afectados.

La propuesta que permitiría salvar este núcleo histórico de Puntas de Calnegre apuesta por añadir una Disposición Adicional Decimotercera a la Ley de Costas 22/1988, referido a Núcleos urbanos con especiales valores etnológicos, de tal forma que obtendrían esta catalogación aquellos conjuntos de edificaciones residenciales o comerciales que acumulen valores culturales, históricos o etnológicos que merezcan ser conservados, que estén integrados en el entorno costero de forma que su demolición o supresión supusiera una pérdida de patrimonio cultural, histórico o turístico, o que existan con carácter previo a su inclusión en el dominio público marítimo terrestre.

De esta forma, los núcleos urbanos catalogados como núcleos urbanos con especiales valores etnológicos serían excluidos del dominio público marítimo terrestre mediante la práctica de un deslinde que los excluya.

La regresión del litoral que sufren las costas españolas desde hace años, agravada por los efectos del cambio climático, ha supuesto que determinados núcleos urbanos costeros como el de Calnegre, a lo largo de todo el país, con características culturales, históricas y etnológicas de valor esencial se hayan visto incluidos en el dominio público marítimo-terrestre. Dichos núcleos, a los que busca referirse esta proposición de ley, están conformados por edificaciones de baja densidad, muy identificadas con el entorno paisajístico de donde se ubican y asociadas a un modo de vida marinero. Está fuera de toda duda que la legislación sobre costas debe hacer cumplir y proteger el principio constitucional instaurado por el artículo 132.2 de la Carta Magna y garantizar el dominio público sobre la zona marítimoterrestre, pero no es menos cierto que la falta de suficientes medidas de protección de éste durante décadas en las que la regresión litoral se ha ido agravando ha supuesto que las modificaciones en los deslindes hayan dejado dentro del dominio público marítimo-terrestre inmuebles urbanos destinados a residencias unifamiliares o pequeños comercios consolidados desde décadas previas a que se llevara a cabo ese deslinde.

Dicha herramienta, el deslinde, en estos casos supone un despojo de propiedades consolidadas desde, en muchos casos, hace más de un siglo, que además han venido manteniendo su perfil asociado al entorno litoral de forma que ya forman parte del patrimonio histórico, cultural y paisajístico de nuestras costas, que les otorgan valores que se deben preservar conciliándolas con el dominio público.

El núcleo de Puntas de Calnegre, junto con otros en similares circunstancias en el litoral español, tienen en común unas características particulares que en muchos de los casos han merecido protección especial por figuras de catalogación autonómica como “bienes de interés cultural” o de “relevancia local” o diversas figuras de protección, pero no gozan de ninguna particularidad en el tratamiento en la legislación de costas. Es necesario establecer un abrigo legislativo para esos núcleos urbanos que, una vez identificados, se reconocen con valores propios en cada caso y requieren de herramientas que permitan evitar expedientes de desocupaciones o derribos que, una vez iniciados, suscitan rechazo social y prácticamente unánime en lo político y que, en cambio, no encuentran en la legislación una herramienta que permita su mantenimiento, no ya sólo por protección de las personas directamente afectadas, sino por el interés público en el mantenimiento de una construcciones que son paradigmáticas y etnológicamente características del uso tradicional del litoral español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: