Saltar al contenido

Martín Cegarra Mulero “El practicante” es reconocido con una calle en Águilas

noviembre 8, 2021

Martín Cegarra Mulero, más conocido como “El practicante”, cuenta ya con una calle en la localidad. A la inauguración asistieron, la alcaldesa de Águilas, Mari Carmen Moreno, junto a otros miembros de la corporación municipal, además de familiares y amigos del homenajeado. Un reconocimiento que era aprobado por unanimidad en sesión plenaria.

La historia de Martín Cegarra comenzó a los 11 años cuando le dijo a su padre que quería estudiar y ser practicante.

Don Pedro Calero y Don Armando Muñoz Calero le dieron la oportunidad de hacer prácticas en el entonces Hospital de San Francisco de la Caridad, con el fin de poder examinarse para practicante. Fue Sor Ángela, responsable de la clínica del centro, quién se encargó de enseñarlo.

Cegarra finalizó la carrera con notas brillantes, opositando en 1957 a practicante del Estado, obteniendo la mejor nota de todos los presentados de Águilas, logrando así que en el servicio militar lo colocaran como jefe de clínica y maestro para enseñar a los que llegaban sin saber leer.

En 1959 su vida pone rumbo a Granada, concretamente a Charches, como propietario de la plaza de practicante, donde trabajó durante 18 meses, antes de pedir su traslado a Fiñana, Almería.

Tras 18 años en Fiñana, volvió a Águilas trabajando como anestesista con el comadrón Don Antonio Maldonado Tapia y como practicante del médico Don Clemente.

Martín “El practicante” es un hombre que se ha movido siempre por pura vocación, al que el dinero nunca le importó; siempre ayudaba al que lo necesitaba, sin pedir nada a cambio. Resumiendo, Martín Cegarra se ha visto por las circunstancias a realizar de: médico sin serlo (en Charches y Fiñana), comadrón, cirujano, dentista y profesor de médicos recién terminada la carrera, para enseñarles a visitar enfermos y cómo debían actuar.

Además, una vez jubilado ha sido concejal del Ayuntamiento de Águilas, así como presidente del Centro Municipal de la Tercera Edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: