Saltar al contenido

Los vecinos del Parque de la Mujer demandan mayor vigilancia para acabar con los botellones que imposibilitan su descanso

septiembre 1, 2021

Sosa se hace eco de las reivindicaciones de los residentes de la zona que piden mayor presencia policial que ponga coto a los incívicos que se citan en el lugar casi a diario.

El concejal portavoz de Izquierda Unida Verdes en el ayuntamiento de Lorca, acompañado de un nutrido grupo de residentes cercanos al Parque de la Mujer de San Pedro, ha acudido al lugar para solicitar a la concejalía de Seguridad Ciudadana mayor presencia policial en el lugar, pues los altercados entre los residentes y participantes en los botellones son cada vez más numerosos y pueden acabar un día en fatales consecuencias.

Sosa ha criticado duramente a quienes participan en estos botellones, pues no solo ponen en riesgo la salud de todos al celebrarlos en plena pandemia sin atender a las recomendaciones sanitarias, sino que encima “se pasan por el forro las ordenanzas de convivencia ciudadana”, turbando el merecido descanso de los residentes.

Por ello, el edil de izquierdas reclama al responsable de la concejalía de Seguridad Ciudadana que dé las instrucciones necesarias para que se intensifiquen las patrullas policiales en los puntos críticos de la ciudad donde se llevan a cabo estos botellones, como en este parque, tanto a últimas horas de la tarde como durante la madrugada.

Pese a que los servicios de limpieza acuden al lugar tres días a la semana, es frecuente ver restos de basura en lugar ya que los botellones se suceden casi a diario, por lo que demanda también al responsable de Parques y Jardines un mayor mantenimiento de la zona. También ha podido comprobar Sosa que en los márgenes ajardinados duermen varios sin techo por lo que lo pondrá en conocimiento de Servicios Sociales para que tomen las acciones oportunas.

Los vecinos cuentan que están hartos de llamar a la policía, pero que ésta casi nunca acude, especialmente cuando se les llama de madrugada. “De nada sirve pedirles por favor que bajen la música o dejen de hacer ruido, pues no solo se mofan y ríen de nosotros, sino que han llegado incluso a apedrearnos”, ha lamentado amargamente una de ellas. Todos los vecinos concuerdan en que, si no se pone fin a estos enfrentamientos originados a raíz de los botellones en el lugar, algún día se producirá un altercado de funestas consecuencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: