Saltar al contenido

La consejería de Salud detecta hasta ocho marcas de aceite de oliva fraudulento

abril 8, 2022

Seguridad Alimentaria alerta de que no son de oliva y pueden suponer un riesgo para la salud

La Agencia de Seguridad Alimentaria ha recibido una alerta de la consejería de Salud de la Comunidad Autónoma de Murcia sobre la elaboración, envasado y distribución clandestina de aceite etiquetado como ‘de oliva virgen’ y ‘de oliva virgen extra’ procedente de España. Estos productos están etiquetados hasta con ocho nombres distintos.

El inicio de las actuaciones se enmarca en una operación de lucha contra el fraude en la venta de aceite de oliva en la que los análisis de las muestras oficiales tuvieron como resultado que el aceite analizado no era un aceite de oliva, al detectarse la presencia de un aceite vegetal de semillas o mezcla de aceites vegetales de semillas distintos del aceite de oliva.

También se detectó un posible riesgo para la salud de los consumidores por la comercialización de aceite que se considera no seguro por proceder de operadores clandestinos y por ausencia de trazabilidad fiable.

Los productos detectados son los siguientes:

•    Aceite de oliva virgen Wafa (envases de 2 litros)

•    Aceite de oliva Maakoul (no se indica volumen)

•    Aceite de oliva virgen Riad al Andalus (envases de 1 litro)

•    Maysae (no se indica denominación de venta del producto, envases de 1 litro)

•    Aceite de oliva virgen (sin marca comercial, envases de 5 litros)

•    Aceite de oliva virgen extra La Noria (envases de 5 litros)

•    Aceite de oliva virgen extra Zannouti 31 31 (envases de 1 litro)

•    Aceite de oliva virgen ‘Virgen de la Salud’ (envases de 0,5 l, 1 l, 2 l y 5 l)

•    Aceite de oliva virgen extra ‘Virgen de la Salud’ (envases de 0,5 l)

•    Aceite de oliva virgen extra Rahouyi (envases de 2 litros)

Según la información disponible por Salud y por la Agencia de Seguridad Alimentaria, la distribución inicial de los productos ha sido en su mayoría en la Región de Murcia, aunque se han detectado partidas en Cataluña, País Vasco y Comunidad Valenciana, y no se descarta que haya distribución en otras comunidades.

Esta información ha sido trasladada a las autoridades competentes de las comunidades autónomas a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI) y a los Servicios de la Comisión Europea a través de la Red de Alerta Alimentaria Europea (RASFF), con el objeto de que se verifique la retirada de los productos afectados de los canales de comercialización.

Como medida de precaución, la Agencia recomienda a las personas que tengan en sus casas estos productos que no los consuman y que los devuelvan a los puntos de venta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: