Saltar al contenido

IU exige intervenciones urgentes ante la contaminación del Guadalentín a su paso por el centro de Lorca

abril 22, 2022

Sosa: “hacía años que no veíamos las aguas negras en el centro de la ciudad”

Sosa afirma que al cauce acuden a diario niños a jugar, jóvenes de ocio y perros que beben agua en un río contaminado y negro

El portavoz local de IU-V, Pedro Sosa, ha desvelado esta mañana que en el último Consejo de Administración de Aguas de Lorca se dio cuenta de un ultimátum de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) al Ayuntamiento de Lorca para que las aguas residuales del curtido, una vez depuradas, se vertiesen directamente y en superficie al cauce del río, en lugar de conducirlas en tuberías enterradas por el lecho del Guadalentín hasta ver la luz, kilómetros abajo, en el entorno ribereño de la diputación de Marchena. En definitiva, la CHS, tan mal gestionada siempre con independencia del color político de quienes mandan en Madrid, quiere condenar a Lorca a volver a aquella triste y subdesarrollada estampa de ver pasar las aguas negras del curtido (mejor o peor depuradas) por el corazón de la ciudad.

Según Sosa, pese a que en aquella reunión el alcalde afirmó que “no lo iba a permitir”, lo cierto es que desde hace unos días, entre el puente de San Cristóbal y el puente de San Diego, es muy perceptible el color pardo y negruzco de las aguas del río.

Sosa afirma que, pese a que el Ayuntamiento de Lorca cuenta con 25 concejales, resulta sorprendente que siempre tengamos que ser los concejales de IU-V quienes denuncien este tipo de situaciones. Así que ha perdido al resto de concejales de la Corporación que anden más por las calles de la ciudad, que vengan a los barrios de vez en cuando y, sobre todo y como dice Sabina en su canción, “que ser cobardes no les valga la pena”. Ayer mismo, sostiene Sosa, pasé cuatro veces por esos puentes y lo que encontré debajo fue a niños jugando y hasta metiendo los pies en el agua negra, a decenas de jóvenes de ocio y a varios perros bebiendo agua en un río contaminado y negro, que forma grandes charcos en el mismo centro de la ciudad. Unos charcos que, dicho sea de paso, ya están empezando a ser foco de cultivo de la peor fauna para los cientos de lorquinos que allí viven.

IU-V, a través de su portavoz, ha exigido que el Ayuntamiento encargue un análisis físico-químico inmediato de esas aguas para ver la carga contaminante que tienen y el daño que pueden generar en las personas y el medio ambiente (algo que hará IU-V si el gobierno local del PSOE no lo hace), una reunión de los portavoces municipales para valorar la situación, y una convocatoria del consejo de administración de “Aguas de Lorca”, como titular del saneamiento de esas aguas residuales.

Sosa ha criticado que las dos administraciones con competencias en el control del río y de sus aguas, ESAMUR (dependiente del gobierno regional del PP) y la CHS (dependiente de una Ministra del PSOE), sólo se acuerden de Lorca para pedir dinero en forma de multas y exacciones, pese a los reiterados incumplimientos de ambas en sus responsabilidades con el municipio de Lorca.

El Río Guadalentín, ha concluido Sosa, es objeto de saqueo y delito ambiental continuado desde su curso más alto y sus afluentes (los ríos Turrilla, Luchena y Vélez), hasta que llega, aguas debajo de la ciudad de Murcia, al canal del Reguerón, y, pese a ello, la CHS ni actúa con la diligencia que sería preciso, ni asume sus competencias, funciones y responsabilidades con el municipio de Lorca y sus cauces públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: