Saltar al contenido

Fulgencio Gil reclama rebajas de impuestos y bonificaciones en electricidad y combustibles para ayudar al sector primario a amortiguar las consecuencias de la guerra en Ucrania

marzo 15, 2022

Gil Jódar: “Si no se actúa con rapidez, España entregará su despensa a terceros países. Vamos a trabajar desde el municipalismo para fomentar la soberanía alimentaria, replanteando el modelo de producción. El campo viene advirtiendo de la necesidad de conseguir la autosuficiencia ante situaciones de crisis como la actual”.

El presidente del Partido Popular de Lorca, Fulgencio Gil, ha reivindicado una revisión general de las políticas relacionadas con el campo ante la profunda incertidumbre provocada por la escasez de materia prima para la alimentación de los animales en las granjas: “las consecuencias de la invasión de Ucrania por parte de Rusia es la gota que colma el vaso”.

 

Gil Jódar ha mantenido esta mañana una reunión de trabajo con el presidente de Adespolorca, Francisco Román, para conocer la situación del sector. Ha compartido la profunda preocupación existente entre los profesionales del campo por el posible desabastecimiento de cereales maíz y oleaginosas. Hemos de tener en cuenta que para la elaboración de los piensos utilizados por los ganaderos lorquinos se empleaban materias primas procedentes de Ucrania, que se enviaban a nuestro país a través del puerto de Odesa, que debido a la invasión de Rusia se encuentra actualmente cerrado. Estamos hablando de trigo, maíz, torta de girasol, harina y aceite de girasol, entre otros cultivos.

 

Esta cuestión no es exclusiva del sector porcino, sino que afecta a todas las cabañas ganaderas: caprino, vacuno, ovino, bovino y equino. La crisis puede provocar la inviabilidad económica de las granjas, especialmente de las de carácter familiar, por lo que solicitamos que desde el Ayuntamiento se de el primer paso aprobando una reducción del IBI, tal y como nos han pedido los afectados.

 

Fulgencio Gil ha explicado que la subida del precio de la electricidad y la gasolina sitúa a decenas de granjas lorquinas en ruina económica. Los costes de la energía son inasumibles. No se puede trabajar a pérdidas. La inflación está arrastrando al sector y nos han transmitido que ya hay ganaderos que, ante la acumulación de factores, se plantean cesar su actividad. También nos han trasladado que se ven obligados a reducir censo en las granjas ante la incertidumbre actual.

 

Es el momento de que el Gobierno de España apueste por el sector primario, estableciendo bonificaciones fiscales y bajadas de impuestos, incluyendo la rebaja de los módulos agrarios o dar los máximos beneficios a la estimación directa, además de impulsar que la Unión Europea flexibilice las medidas de la Política Agraria Común relativas al cupo de cultivo de cereales y leguminosas

 

Los ganaderos nos transmiten que como alternativa a la materia prima ucraniana ya se está trabajando en importaciones de cereales de EEUU, Canadá, Brasil y Argentina, abogando por reducir los requisitos que se exigen al cereal procedente de Sudamérica o África. De lo contrario, en el plazo de un mes habrá desabastecimiento y sacrificio de cabezas de ganado a las que sus propietarios no podrán alimentar.

 

Los ganaderos son Marca España que tiene que ser cuidada y defendida. Si no se actúa con rapidez, España entregará su despensa a terceros países. Vamos a trabajar desde el municipalismo para fomentar la soberanía alimentaria, replanteando el modelo de producción en el sector agroalimentario. El campo viene advirtiendo de la necesidad de conseguir la autosuficiencia ante situaciones de crisis como la actual, una reivindicación que la guerra en Ucrania ha acentuado.

 

Reclamamos una mirada responsable al campo, con perspectiva general evitar problemas de producción, elaboración y suministro en este tipo de escenarios. Hemos de tener en cuenta que el 30% de los fertilizantes y productos fitosanitarios que se utilizan en la comarca provenían de Rusia, mientras que el 40% del cereal procede de Ucrania. Ya hay proveedores que están avisando a los productores de pienso radicados en la comarca de que no saben si van a poder servirles la materia prima necesaria para su elaboración.

 

Román: “pocos ganaderos pueden conciliar el sueño”.

El presidente de Adespolorca, Francisco Román, ha indicado que los ganaderos lo están pasando muy mal. Hace 3 meses una tonelada de maíz nos costaba 160 euros, y hoy la estamos pagando a 450. Ya estamos dando pérdidas tras haber invertido mucho dinero en modernizar nuestras granjas. La crisis energética y la invasión de Ucrania nos está pasando factura y posiblemente haya muchas bajas y se abandonen granjas, porque es imposible mantener el ritmo. Pocos ganaderos pueden conciliar el sueño. Se está manteniendo el ritmo de sacrificios, pero no se restituyen ejemplares, con lo cual se reduce el número de cabezas de ganado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: