Saltar al contenido

Exigen a Mateos que se someta a una cuestión de confianza

octubre 22, 2021

El PP  afirma que es incapaz de aprobar presupuestos para el Ayuntamiento, ni para Limusa, ni ordenanzas fiscales, ni la cuenta general municipal.

Fulgencio Gil: “un alcalde que renuncia a gobernar es un alcalde que renuncia a ser alcalde. Mateos está obligado política y moralmente a someterse a una cuestión de confianza, y si trata de esquivarla, estaría cometiendo una grave cobardía política. Tiene que devolver a los concejales del Pleno del Ayuntamiento la capacidad de decidir”.

La retirada de las ordenanzas fiscales por parte del alcalde de los socialistas responde única y exclusivamente a una decisión política, tal y como él mismo dejó bien claro en la Comisión Informativa municipal celebrada ayer. No hay nada que justifique esta decisión, ni técnica ni administrativamente. Después ha tratado de disfrazarlo contando películas y fabricando excusas, pero no ha podido esconder la verdad.

El presidente del Partido Popular de Lorca, Fulgencio Gil, El actual alcalde ha arrastrado al Ayuntamiento a una crisis institucional sin precedentes. Es incapaz de aprobar un presupuesto propio y siguen vigentes los del Partido Popular del año 2019. Limusa también carece de presupuesto por su inoperancia. Hace apenas unas semanas el Pleno del Ayuntamiento le rechazó su cuenta general, algo que no había ocurrido jamás, y como colofón ayer retira las ordenanzas fiscales que había presentado apenas 4 días antes.

El único objetivo de Mateos con esta “espantada” es tratar de impedir que se escenifique una nueva derrota de su gobierno local, y es un acto de cobardía política que nunca se había visto en Lorca. La realidad es que Lorca acumula casi dos años y medio sin gobierno.

Un alcalde que renuncia a gobernar, es un alcalde que renuncia a ser alcalde. En estas condiciones, Mateos está obligado política y moralmente a someterse a una cuestión de confianza, y si trata de esquivarla, estaría cometiendo una grave cobardía política. Si no lo hace, el Partido Popular seguirá dando pasos para acabar con esta agonía que está arrastrando a todo el municipio.

Un alcalde no está para figurar o sentarse en el sillón, sino que está ahí para gobernar, trabajar, gestionar y resolver los problemas del municipio. De lo contrario, debe dejar paso e irse a su casa. Somos conscientes, porque es un clamor, que el Sr. Mateos está decepcionando a propios y extraños, por tanto, la prioridad ahora mismo es devolver al Ayuntamiento la estabilidad institucional que necesita. Así no podemos seguir porque se ha alcanzado un punto de no retorno.

La espantada de ayer es profundamente grave porque el objetivo de Mateos es impedir a toda costa que se pueda debatir en el Pleno del Ayuntamiento la rebaja de impuestos de 3,5 millones de euros que impulsamos desde el PP para ayudar a los lorquinos, y que incluye una bajada del 10% del IBI, del sello del coche, del 5% de la retirada de basuras y la exención de la tasa por terrazas a los hosteleros.

Fulgencio Gil ha indicado que, a pesar del boicot de Mateos, estas propuestas se van a debatir en el pleno “sí o sí”, y tendrán que “retratarse”. Yo asumo el compromiso de efectuar esta bajada de impuestos en cuanto cerremos el paréntesis socialista actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: