Saltar al contenido

El PP exige la limpieza urgente del estadio de fútbol Francisco Artés Carrasco

agosto 25, 2021

Afirman que es necesario frenar el deterioro que sufre por el abandono y su nulo mantenimiento.

Usuarios y público denuncian la total desidia del actual gobierno local, que se está demostrando con la limpieza y la atención a esta instalación deportiva, cuyos efectos están perjudicando tanto los espectadores como a los deportistas que allí practican su actividad física.

El concejal de Deportes en el Ayuntamiento de Lorca por el Partido Popular, Juan Miguel Bayonas, ha reclamado al Consistorio Municipal que proceda de inmediato a efectuar los trabajos de limpieza y acondicionamiento del estadio de fútbol Francisco Artés Carrasco, recogiendo las continuas quejas que se vienen trasladando al Grupo Municipal Popular por parte de los usuarios, haciéndose eco, además, de las quejas vertidas el pasado fin de semana en las redes sociales, donde se llegaba a calificar de “pocilga” el estado que presentaba. Estas personas denuncian la falta de atención que por parte del actual gobierno local se está demostrando al respecto, cuyos efectos están sufriendo tanto los propios espectadores como todos los deportistas que allí practican su actividad física.

Hemos de señalar que la indolencia del alcalde del PSOE con este asunto ha provocado que se origine un verdadero estado de insalubridad por la gran cantidad de excrementos de paloma, desperdicios, polvo, tierra y otros deshechos que se han ido acumulando a lo largo de los últimos meses. Esta masa de suciedad y heces, al mezclarse con la lluvia, el aire y varios contaminantes ambientales, ya ha empezado a deteriorar los materiales de construcción, puesto que favorece el crecimiento de sustancias corrosivas y otros metabólicos que los deterioran.

Cabe señalar, además, que debido a la toxicidad de los excrementos de paloma, resulta imprescindible proceder a limpiar y desinfectar las áreas que han sido contaminadas, puesto que las heces pueden transmitir enfermedades como la criptococosis, histoplasmosis y psitacosis, que afectan al ser humano, especialmente originando problemas en las vías respiratorias.

Resulta irónico y muy revelador confirmar el grado de cinismo que ha alcanzado el alcalde de los socialistas, el Sr Mateos, que en oposición ponía el grito en el cielo descalificando con fuertes y despectivos términos el supuesto “abandono” del estadio, y resulta que ahora que está en la poltrona del ayuntamiento, tiene el Artés Carrasco más sucio que nunca.

Es por ello que reclamamos al actual alcalde que visite esta instalación deportiva, puesto que le va a servir de necesario ejercicio de reflexión y autocrítica, reconociendo el auténtico abandono al que ha sometido a esta instalación deportiva y sea capaz incluso de reconocer sus errores, para automáticamente proceder a poner solución.

Diego José Mateos no solo no ha invertido un euro en el estadio, sino que lo ha abandonado a su suerte, dejando de realizar algo tan básico como las tareas de mantenimiento y conservación. Sirva como ejemplo que el pasado fin de semana, tan solo en una de las torres de iluminación, ya se podían observar varios focos fundidos. Pero lo que ya clama al cielo es el estado de suciedad, falta de limpieza e insalubridad del interior de las instalaciones, tanto en las gradas y asientos que son utilizadas por el público, como en los pasillos y las zonas interiores del estadio, que son utilizadas por los jugadores y los profesionales de los medios de comunicación.

La realidad que cualquier persona puede comprobar simplemente acudiendo al Artés Carrasco se resume en un dicho popular: “tiene más mierda que el palo del gallinero”, y así es como está, víctima de la holgazanería y falta de atención de un alcalde socialista al que nada le importa que la suciedad se acumule. Somos conscientes de que tampoco le podemos pedir “peras al olmo”, porque la aportación más evidente, el sello particular que ha aportado el Sr Mateos a Lorca, es el de tener las calles más sucias, repletas de chorretes, mugre y restregones, como podemos ver a diario tanto en el casco urbano como en barrios y pedanías. Esa es su aportación, que ahora ha alcanzado límites indecentes en el Artés Carrasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: