Saltar al contenido

El patrón que ha provocado la ola de calor en Grecia podría llegar a la Península Ibérica

agosto 7, 2021

Aunque los próximos días a se espera un descenso generalizado de las temperaturas en casi toda la Península Ibérica, la situación cambiará por completo desde mediados de la próxima semana.

Desde el miércoles, se esperan máximas superiores a  los 40 ºC en el Valle del Guadalquivir así como en en el sur de Extremadura, áreas de la Meseta Sur, interior de Murcia y Comunidad Valenciana.

El foco del calor extremo que ha afectado a Grecia y Turquía en los últimos días podría apuntar hacia la Península Ibérica a mediados de la próxima semana, con temperaturas muy elevadas. El aire cálido presente al norte de África pronto se desplazará hacia el Mediterráneo occidental. Víctor González, experto en Meteorología de Meteored, explica cómo serán los próximos días.

A lo largo de este fin de semana se espera un descenso generalizado de las temperaturas en casi toda la Península Ibérica. Mañana, sábado, las máximas podrán descender más de 5 ºC en el interior debido a la irrupción de aire fresco procedente del Atlántico, pero se prevé que la semana que viene esta situación cambie por completo.

¿Qué ha ocurrido?

Desde hace unos días, la circulación del oeste ha tenido efectos notables en el continente europeo. La zona occidental ha venido registrando temperaturas típicas de esta época del año, a veces interrumpidas por períodos más frescos. Frente a este ambiente agradable, en el Mediterráneo oriental los valores han sido muy elevados, caso de Grecia y Turquía, países en los que se han alcanzado récords de temperatura máxima absoluta que han propiciado el avance de los incendios forestales.

La situación cambiará, ya que el flujo del Atlántico disminuirá sobre el suroeste de Europa y el Mediterráneo occidental, ondulándose más la circulación de latitudes medias. Esto hará que el calor del Sahara se mantenga en su posición natural, en lugar de moverse hacia el noreste. Sin embargo, se espera que a mediados de semana una vaguada se establezca en el oeste de la Península Ibérica, lo que facilitará el ascenso de la dorsal Africana sobre el suroeste de Europa. Así se producirá un aumento muy importante de las temperaturas.

Más de 40 ºC en zonas del sur y este

Aún con incertidumbre sobre las características de este episodio, sí se prevé que la Península Ibérica se vea afectada por esta irrupción africana, especialmente la mitad sur peninsular y zonas del este. Desde el miércoles, se esperan máximas por encima de los 40 ºC en el Valle del Guadalquivir, que también se pueden alcanzar o superar en el sur de Extremadura, áreas de la Meseta Sur, interior de Murcia y Comunidad Valenciana. En días posteriores, puede darse esta situación en el Valle del Ebro.

¿Se avecina la primera ola de calor en España?

Los últimos episodios de altas temperaturas no pueden considerarse como “ola de calor”, bien por la duración o por las zonas afectadas. El inminente envite de aire cálido todo apunta a que comenzará el martes y se mantendrá al menos hasta el fin de semana, periodo en el que irán cambiando las regiones afectadas. Se desconoce la fecha final, pero es posible que este calor intenso se prolongue durante unos días.

Los criterios de intensidad y extensión afectada son los que determinarán si estamos ante una auténtica ola de calor. Aunque podría afectar a casi toda la Península, la zona cantábrica podría quedar al margen, al menos los primeros días. De cumplirse esta previsión, la ola de calor estaría asegurada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: