Saltar al contenido

El drama del ocio nocturno en la Región: 150 empresas cerradas y 800 personas sin empleo

septiembre 14, 2021

El sector considera que la decisión del Gobierno regional debía haber llegado antes porque muchas empresas han cerrado ya y otras han quedado agonizando

El sector del ocio nocturno de la Región de Murcia ha mostrado su satisfacción por la reapertura de sus espacios interiores, decretada hoy por el Gobierno regional. “Es un primer paso que necesitábamos de manera imperiosa. Ahora lo que toca es que continúe la desescalada en las restricciones para que el sector pueda ir recobrando el pulso”, indica Pedro Alarcón, presidente de la Asociación de Discotecas de la Región de Murcia integrada en la Federación Regional de Empresarios de Hostelería y Turismo Región de Murcia (HoyTú).

 

Desde marzo de 2020, cuando comenzara la pandemia, los negocios del ocio nocturno murciano han estado completamente cerrados un total de doce meses y ahora ya llevaban casi dos meses con sus interiores cerrados. “La pena es que llega tarde porque llevamos mucho tiempo reclamándolo y por el camino han cerrado muchas empresas y otras han quedado agonizando”, sostiene Alarcón, que recuerda que esta medida ya se viene aplicando en otras regiones desde hace tiempo.

 

“Estamos contentos porque se le ha dado al sector lo que es suyo, sin necesidad de salir a la calle a reclamar lo que es suyo: trabajar con las mismas medidas que el resto de la hostelería regional”, informa Jesús Jiménez, presidente de HoyTú. Una reapertura que seguirá las siguientes restricciones: todos los clientes sentados en mesas con un máximo de seis personas no convivientes, cumpliendo con la separación de seguridad, horario de cierre a las 2 de madrugada (como el resto de actividad no esencial) y sin posibilidad de estar de pie, bailar o consumir en barra.

 

Datos muy negativos

 

Según datos de HoyTú, el sector del ocio nocturno de la Región de Murcia ha cerrado casi el 30% de sus establecimientos desde que comenzó la pandemia, lo que supone 150 empresas cerradas y unos 800 trabajadores sin empleo. “Desde entonces estos negocios han perdido el 80% de sus ventas, lo que supone la pérdida de unos 110 millones de euros”, informa Jiménez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: