Saltar al contenido

Desarticulan una organización criminal que se dedicaba a la venta de contratos de trabajos fraudulentos

marzo 4, 2022
  • Captaban a ciudadanos extranjeros que necesitaban regularizar su situación en el país para venderle contratos de trabajos de actividades que nunca llegaban a desempeñar por una cantidad que oscilaba entre los 4.000 y 7.000 euros
  • Los falsos contratos de trabajo tenían como finalidad, además la obtención o renovación de las autorizaciones de residencia y trabajo, el cobro de prestaciones y subsidios por parte del erario público

  • El operativo se han practicado seis detenciones por los delitos de pertenencia a organización criminal, contra el derechos de los trabajadores y falsificación documental

Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo una operación que ha culminado con la total desarticulación de una organización criminal que ha estado dedicándose durante años en la Región de Murcia a la venta de contratos de trabajos fraudulentos a ciudadanos extranjeros para regularizar su situación en el país o cobrar subsidios por desempleo.

La red criminal estaba perfectamente estructurada, mientras uno de los miembros de la organización se dedicaban a la captación de ciudadanos extranjeros con necesidad de regularizar su situación en España, otros, se dedicaban a dar apariencia de legalidad a través de una empresa hortofrutícola de la falsa actividad laboral, pues siempre se trataba de un trabajo, que al parecer, nunca llegaban a llevar a cabo según pudo esclarecer la investigación llevada a cabo por la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedad Documental de la Policía Nacional en Murcia.

Fraudes contra la Haciendo Pública y contra la Seguridad Social

La intención de la organización era de lucrarse económicamente de ciudadanos extranjeros en situación de necesidad y vulnerabilidad. Estos, se veían en el país en situación irregular, y necesitaban de urgencia un contrato de trabajo, ahí era en donde entraban en juego los captadores, quienes se dedicaban a ofertar contratos de trabajo a un precio que oscilaba entre los 4.000 y 7.000 euros con la intención de que el ciudadano extranjero, no solo obtuviera o renovara la autorización de la residencia, sino también la de el cobro de prestaciones o subsidios por desempleo de le Seguridad Social, por lo que la investigación derivó también en un fraude contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social.

La operación ha conseguido acabar por completo con la actividad ilícita de la organización, desde el escalón que captaba a los ciudadanos extranjeros a la líder de la red criminal.

Los detenidos, cinco hombres y una mujer, con edades comprendidas entre los 31 y 59 años de edad y de nacionalidades española, marroquí y rumana han sido puestos a disposición judicial por su presunta participación en los delitos de pertenencia a organización criminal, favorecimiento a la inmigración irregular y falsificación documental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: