Saltar al contenido

Denuncian que vecinos de la avenida de Europa viven atemorizados por un individuo violento que les amenaza con un hacha

agosto 29, 2021

Pedro Sosa y Gloria Martín piden la intervención de la autoridad judicial local para que proceda a su internamiento no voluntario por razón de trastorno psíquico, en tanto la desestabilización que muestra esta persona condiciona una situación de peligrosidad evidente tanto para él como para los demás.

Los concejales de Izquierda Unida-Verdes en el Ayuntamiento de Lorca, Pedro Sosa y Gloria Martín han dado voz a los vecinos del residencial Unión Europea, situado entre las avenidas Paso Encarnado y de Europa, que llevan todo el verano atemorizados por un individuo provisto de un hacha que ha causado numerosos daños al arbolado de la zona y mantiene un tono amenazante hacia los ciudadanos, e incluso frente a los agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad que han intervenido en su detención en varias ocasiones.

Los concejales de IU-Verdes han manifestado su preocupación porque esta persona, que a todas luces padece un grave trastorno psiquiátrico, pudiera terminar atentando contra los vecinos, por lo que han pedido a las autoridades judiciales de la localidad que procedan a su internamiento sobre la base del artículo 763 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil. Este precepto legal regula internamiento no voluntario por razón de trastorno psíquico de las personas que no están en condiciones de decidirlo por sí mismas y requiere autorización judicial, que debe ser recabada del tribunal del lugar donde reside la persona afectada por el internamiento. Para Sosa y Martín la medida, basada en criterios terapéuticos, está “más que justificada” en tanto la desestabilización que muestra esta persona “condiciona una situación de peligrosidad evidente tanto para él como para los demás”.

Al respecto, Sosa y Martín han recordado que existen varias denuncias ciudadanas y atestados policiales sobre este asunto, que han llevado al ingreso de esta persona en la unidad de Psiquiatría del hospital Rafael Méndez, pero que, ante la falta de ratificación del internamiento involuntario por parte de un juez, la medida no puede ser aplicada más allá de 72 horas.

Pedro Sosa y Gloria Martín han pedido que se adopten las medidas legales y terapéuticas urgentes que sean necesarias antes de que haya que lamentar daños en las personas, ya que los episodios de agresividad “son constantes” y van “en aumento”. “Hasta ahora la violencia se manifiesta contra los árboles y el mobiliario urbano, pero los vecinos temen que en cualquier momento pueda volverse contra ellos”, dijeron.

Los concejales de Izquierda Unida han puesto estos hechos en conocimiento del alcalde de Lorca, Diego José Mateos (PSOE), con la esperanza de contar con su mediación ante la autoridad judicial competente para que “esta persona reciba el tratamiento adecuado y los vecinos puedan recuperar la tranquilidad y sentirse seguros”. Sin embargo, “vemos como pasan los días y nos sentimos impotentes de que nadie haga nada antes de que la situación pase a mayores”, manifestaron.

Los afectados también han hablado sobre esta cuestión con el concejal de Seguridad Ciudadana, José Luis Ruiz Guillén, quien les indicó que pidieran una orden de alejamiento del residencial, algo que es “jurídicamente inviable”, porque el sujeto “aún no ha cometido ninguno de los delitos tipificados en el Código Penal susceptibles de aplicación de esta medida cautelar”.

Asesorados por IU-Verdes, la administración de fincas de esta propiedad se dirigirá en las próximas horas a la Fiscalía de Lorca y al Juzgado de Guardia para solicitar su amparo ante estos preocupantes hechos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: