Saltar al contenido

Denuncian la discriminación del barrio en materia de limpieza viaria y parques y jardines

julio 12, 2021

Sosa: El río Guadalentín parece cada vez más la frontera entre dos continentes, una “especie de Río Bravo” que separa el centro de la ciudad de los barrios de San Diego y San Cristóbal.

IU exige que se cumplan los acuerdos plenarios para integrar, en una amplia zona verde abierta a los ciudadanos, los suelos e infraestructuras que la CHS y el Sindicato de Regantes poseen en San Diego.

El portavoz local de IU, Pedro Sosa, convocaba hoy a los medios de comunicación para anunciar la exigencia de “rendición de cuentas” que vamos a hacerle al Gobierno local por su dejación y pasividad en el cumplimiento de los acuerdos plenarios que tienen por objeto los barrios de la margen izquierda del Guadalentín: San Cristóbal, San Diego, la Ramblilla, Los Ángeles y Apolonia.

Sosa ha utilizado el símil del río que hace de frontera entre México y USA (Río Bravo o Río Grande), afirmando que el río Guadalentín parece cada vez más la frontera entre dos continentes, un accidente geográfico que separa el centro de la ciudad de los barrios de San Diego y San Cristóbal. Cuando uno cruza el río desde el centro hacia los barrios, sostiene Sosa, lo primero que se encuentra en el lado derecho es el “cuarto mundo” instalado en el corazón de Lorca. Varias personas viven hacinadas debajo del puente que comunica la Avenida de Juan Carlos I con la Avenida Europa. Lo denunciamos hace más de un mes y quienes en el Gobierno local tienen responsabilidad social, sanitaria, humanitaria y policial… siguen con los brazos caídos. Aún esperamos una primera evaluación y atención social y sanitaria a quienes viven allí. Algo que exigimos públicamente a las concejalas de Igualdad y de Servicios Sociales de Lorca. Tras el puente, la zona ajardinada que vuelca al aparcamiento del Centro Comercial San Diego está tremendamente descuidada, con los árboles (acacias y palmeras) sin mantener y con los parterres llenos de broza y basura.

Y si nos vamos al margen izquierdo, continúa Sosa, vemos como toda la pequeña loma ajardinada que va a dar a la Casamata y al club de la petanca de San Diego, presenta un estado de desidia, abandono y descuido creciente, con la zona ajardinada sin mantener y con restos de basura que se acumulan semanas y meses y que nadie retira.

En este punto, Sosa se ha preguntado a qué espera el ayuntamiento de Lorca para cumplir lo que aprueba en sus plenos, y con la copia de dos mociones de IU en las manos, una de 2016 y otra del pasado año 2020, aprobadas ambas por el Pleno del ayuntamiento, ha vuelto a exigir “la limpieza del pequeño terraplén, absolutamente abandonado y lleno de suciedad, que hay en el margen izquierdo de la bajada del puente nuevo, justo detrás del club de la petanca, una actuación integral en el Puente de San Diego y la reparación del suelo de chapa de este puente que en ciertos tramos presenta abombamientos que dan lugar a que los viandantes den botes cuando transitan por el mismo, y, sobre todo, la integración en una gran zona verde y de esparcimiento, previa firma de un acuerdo o convenio con la comunidad de regantes de Lorca, de todo el suelo y las infraestructuras de la casamata hasta el muro del río Guadalentín.

Sosa ha vuelto a insistir en que la existencia en ese lugar de infraestructuras de regadío en uso: balsas, canalizaciones, saltos de agua, etc., constituye un atractivo añadido a la potencialidad como zona verde de ese espacio, si se parte de un buen proyecto de integración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: