Saltar al contenido

Denuncian en la Fiscalía las listas de espera “infames” que soportan los usuarios del área III de Salud

julio 7, 2021

La concejala de esta formación, Gloria Martín, ha dicho que los graves déficits que afectan a la comarca de Lorca en el ámbito sanitario son el resultado directo de decisiones político-organizativas que están retrasando el diagnóstico y el tratamiento de miles de pacientes y que, incluso, podrían estar poniendo en riesgo la vida de algunos de ellos.

La concejala de Izquierda Unida-Verdes en el Ayuntamiento de Lorca, Gloria Martín, ha presentado una denuncia ante la Fiscalía de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia por un posible delito de prevaricación administrativa contra el presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras (PP) y el consejero de Salud Juan José Pedreño.

Martín ha asegurado que los graves déficits que afectan al Área III de Salud son el resultado directo de decisiones político-organizativas que “están retrasando el diagnóstico y el tratamiento de miles de pacientes” y que, incluso, “podrían estar poniendo en riesgo la vida de algunos de ellos”.

Gloria Martín ha dicho sentirse “impotente” ante esta situación y ha reconocido que con “simples denuncias públicas” no vamos a conseguir nada. Por ello, ha decidido dar un paso más y apelar a la Justicia en defensa de los derechos de los vecinos y de una sanidad “digna”.

Al respecto, ha explicado que 5.915 pacientes del Área III de Salud se están viendo afectados por el incumplimiento de los plazos legalmente establecidos en el Decreto n.º 25/2006, de 31 de marzo, que desarrolla la normativa básica estatal en materia de información sobre listas de espera y establece las medidas necesarias para garantizar un tiempo máximo de acceso a las prestaciones del sistema sanitario público de la Región de Murcia. “El Gobierno de López Miras está incumpliendo flagrantemente el régimen jurídico aplicable a los plazos legales para practicar intervenciones quirúrgicas, para ser visto por un especialista o para someterse a pruebas diagnósticas que pueden detectar enfermedades como el cáncer, y eso debería tener una respuesta por parte de la Justicia”, aseveró.

Además, otros 15.183 usuarios del Área III no tienen fecha asignada para consultas externas y pruebas técnicas tras las derivaciones a la Atención Especializada efectuadas por sus médicos de familia. Es lo que se conoce como el “cierre de agendas”, una “estrategia política”  para que con estos pacientes no se incumplan los plazos establecidos. “Como no existe fecha de petición de la consulta externa o de la realización de la prueba diagnóstica, no se inician los cómputos, por lo que estos pacientes están en el limbo”.

Al respecto, ha mencionado que la demora en la atención médica tiene “consecuencias directas” sobre la salud, el trabajo, la vida cotidiana y el bienestar psicológico de las personas afectadas por listas de espera de calificó de “infames” y “tercermundistas”. “No podemos seguir de brazos cruzados mientras contemplamos como la negligente gestión del ejecutivo regional podría estar incidiendo en el agravamiento de patologías, en la aparición de discapacidades o incluso retrasando diagnósticos que, sin el tratamiento oportuno a tiempo, puede tener resultados fatales”.

Sobre la Atención Primaria, Martín volvió a insistir que los centros de salud del municipio de Lorca adscritos al Área III “acumulan retrasos de hasta 20 días para que sus usuarios sean atendidos por su facultativo de referencia”. Por si fuera poco, el Gobierno regional ha vuelto a planificar el cierre de los consultorios periféricos durante la época estival, lo que forzará a los habitantes del medio rural, fundamentalmente personas de avanzada edad, a desplazarse kilómetros para ser atendidos en centros de salud distintos al que están adscritos.

Es el caso de los ubicados en las pedanías lorquinas de La Campana (cerrado del 1 de julio al 15 de septiembre), Marchena (mes de julio), Tercia (mes de agosto), Puente de la Pía (del 16 de julio al 30 de septiembre), Campo López y Cazalla (del 2 a 16 de agosto), o La Escucha (sin consulta médica del 8 de julio al 14 de septiembre). En la localidad de Puerto Lumbreras también cerrará el consultorio de El Esparragal los martes y jueves durante julio y agosto, mientras que el del barrio del Francés sólo mantendrá la consulta de pediatría. En Totana, el centro de salud de El Paretón sólo estará abierto a media jornada.

Para Gloria Martín esta deficiente planificación de las autoridades sanitarias regionales deja en una situación de “precariedad absoluta” tanto a los profesionales como a los pacientes, impidiendo a éstos una asistencia sanitaria adecuada en los términos constitucionalmente reconocidos por el artículo 43 de la Carta Magna, que blinda “el derecho a la protección de la salud” y establece que “compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios”.

En su denuncia, la concejala de IU-Verdes también hace referencia a que la gestión sanitaria del Gobierno de la Región de Murcia está agrandando las desigualdades entre áreas, lo que “cercena” el derecho a la igualdad consagrado en el artículo 14 de la Constitución Española. Como dato, Gloria Martín indicó que en el Rafael Méndez, hospital de referencia del Área III de Salud, la espera media de los pacientes se sitúa en 220 días. Sin embargo, en Murcia Oeste (La Arrixaca) y la Vega Media (Morales Meseguer), sus usuarios apenas tienen que aguardar entre 24 y 20 días, de media, respectivamente, para ser atendidos en una primera cita por el especialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: