Saltar al contenido

Demandan un plan permanente contra los riesgos de las altas temperaturas que sufren los trabajadores de labores municipales

agosto 17, 2021

Sosa denuncia que en esta reciente ola de calor no se han tomado medidas que evitasen que empleados en tareas municipales trabajasen al exterior en las horas más calurosas.

El concejal portavoz de Izquierda Unida Verdes en el ayuntamiento de Lorca, Pedro Sosa, ha comparecido esta mañana para alertar de que en esta última ola de calor finalizada ayer, no se hayan tomado medidas preventivas para evitar que trabajadores municipales o de empresas externalizadas encargadas de obras públicas, ejercieran sus tareas en las horas más calurosas del día.

 

Sosa ha criticado que a pesar de encontrarnos en alerta amarilla por elevadas temperaturas y mientras que el alcalde se lamentaba en sus redes sociales de poder montarse en su vehículo porque lo había dejado estacionado al sol, ayer nos encontrábamos con que en todas las obras externalizadas por el ayuntamiento que se están llevando a cabo en la ciudad, como en Santa Clara, los obreros continuaban trabajando hasta las dos de la tarde con una temperatura exterior que superaba los 42 grados y una sensación térmica mucho mayor.

 

“Está muy bien que el alcalde solicite precaución, pero eso no es suficiente para evitar tener que lamentar daños personales”, ha afirmado el edil. Ni el concejal de Personal, Isidro Abellán, ni la de Obras, Isabel Casalduero, se han preocupado, a diferencia de lo que ocurrió en el último episodio de temperaturas extremas del pasado julio, de reunir al Gabinete de Seguridad y Salud en el Trabajo para adaptar las jornadas de empleados públicos evitando las horas de mayor riesgo para la salud.

 

“No queremos que haya que lamentar fallecimientos como el de Eleazar Blandón el agosto del pasado año, abandonado criminalmente en la puerta del centro de salud de Sutullena, por tener a trabajadores jugándose la vida bajo un sol de justicia”, ha señalado Sosa.

 

Por ello, desde la formación de izquierdas abogan por la elaboración de un Plan por las partes implicadas, concejalías de Obras y Personal, Gabinete de Salud del ayuntamiento, empresas municipales y aquellas externalizadas que lleven a cabo obras para el ayuntamiento, para que al igual que se ha hecho en Limusa en los días más calurosos, se busque una adaptación de la jornada que sea permanente a todo el periodo estival, ya que la mejor forma para que desde el sector privado se tomen medidas similares, es que desde el sector público se sirva de ejemplo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: