Saltar al contenido

Blindan los locales comerciales del casco histórico para evitar que se conviertan en infraviviendas

noviembre 2, 2021

Gloria Martín también ha aportado a la Mesa de Trabajo relativa a la implantación de determinados usos en locales en planta baja, que no se puedan implantar salones de juegos en un radio de 500 metros de parcelas de equipamiento educativo, deportivo, socio-sanitario o cultural: “Hemos querido anticiparnos para que hoy no pueda abrirse un salón de juegos donde mañana pueda construirse cerca un parque o un colegio”

En el seno de la Mesa de Trabajo municipal relativa a la implantación de determinados usos en locales en planta baja de edificaciones existentes en Lorca, la concejala de Izquierda Unida-Verdes, Gloria Martín, ha conseguido sacar adelante su propuesta de “blindar” los locales comerciales del casco histórico de Lorca para que no puedan ser reconvertidos en viviendas.

Gloria Martín ha alertado de un movimiento especulativo en auge que consiste en el cambio de uso de locales comerciales, a pie de calle, en viviendas, para luego destinarlas al alquiler familiar o turístico. Muchos propietarios y promotores inmobiliarios ya han puesto sus miras en esta opción, a sabiendas de que la falta de oferta de vivienda de alquiler en Lorca les ofrece una oportunidad de negocio “muy lucrativo”. Sin embargo, este fenómeno sirve para incorporar al parque inmobiliario “viviendas que podrían terminar fomentando situaciones de hacinamiento, mientras que suprime los espacios llamados a llenar de vida y de actividad nuestros barrios”, dijo Martín.

Para evitarlo, los técnicos municipales que forman parte de la Mesa de Trabajo han propuesto establecer una altura mínima de 1,20 metros sobre la rasante del terreno para que un local comercial pueda cambiar su uso a vivienda. Sin embargo, por las características de las edificaciones del casco histórico, “ahí es necesario ser aún más restrictivo y aplicar una prohibición absoluta en todo el ámbito del sector 2 del PEPRICH”, ha defendido Martín. De lo contrario, “corremos el riesgo de que este tipo de negocio inmobiliario termine cercenando la posibilidad de recuperar la actividad comercial en la zona, que también es una oportunidad para el autoempleo o la creación de puestos de trabajo”.

Para la concejala de IU-Verdes, si no se aprovechaba la modificación del Plan General para dar respuesta a la realidad económica y social del casco histórico, con el tiempo, “sería difícil que alguien quisiera visitar y consumir en un espacio que no tendría nada que ofrecer desde el punto de vista comercial”. Por eso, ha agradecido que dicha propuesta se haya asumido de manera mayoritaria dentro de la Mesa de Trabajo, aunque ha asegurado que “nos hubiera gustado trabajar sobre un estudio exhaustivo que nos permitiese conocer el número exacto de bajos susceptibles de reconvertirse en viviendas, para haber afinado más en la propuesta”. “A falta de números concretos, había que tomar decisiones valientes y priorizar en la línea fundamental que defendemos: la recuperación del casco histórico desde el punto de vista económico y social”, ha explicado. La edil de IU-Verdes también ha recordado que los problemas de falta de vivienda no se deben solucionar con cambios de uso, sino favoreciendo la construcción, por ejemplo, de vivienda de promoción pública a través de SUVILOR.

Gloria Martín también es partidaria de que esta restricción se aplique en otras zonas del municipio donde sea necesario “proteger la actividad comercial” y que deberían definirse en el instrumento de planeamiento mediante “planes especiales de ordenación de esta actividad”, como ya han hecho otros ayuntamientos de España.

Otra de las propuestas de IU-Verdes aceptada en la Mesa de Trabajo es la de no permitir esta transformación de bajos comerciales en viviendas cuando en el mismo edificio o edificios colindantes existan discotecas, bares con música, pubs u otras actividades similares, “que luego podrían generar problemas de conciliación de usos”. Gloria Martín también ha incorporado al borrador de la modificación del Plan General medidas para evitar daños por inundaciones.

Sobre la cuestión de la implantación de salones de juegos en el término municipal, que también es objeto de estudio por parte de esta Mesa de Trabajo, Gloria Martín ha conseguido incorporar que, además de que estos no puedan implantarse en un radio inferior a 500 metros de colegios, institutos o consultorios médicos ya existentes, tampoco lo puedan hacer, en la misma distancia, de aquellas parcelas reservadas a equipamiento educativo, deportivo, socio-sanitario o cultural. “Hemos querido anticiparnos para que hoy no pueda abrirse un salón de juegos donde mañana pueda construirse cerca un parque o un colegio”, aseguró.

Por último, Gloria Martín ha insistido en la necesidad de que el equipo de Gobierno abra a la participación pública cuestiones de interés general para los vecinos y vecinas. “Cuando nos dejan, siempre hacemos aportaciones en positivo que mejoran y enriquecen las propuestas iniciales”, concluyó Martín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: