Los vecinos de Henares sufren una oleada de robos

Afirman que el ayuntamiento no ha establecido dispositivo alguno para atajar los problemas de inseguridad ciudadana.

Los ladrones actuaron en las madrugadas del viernes, sábado, domingo y lunes en puntos cercanos entre sí de la misma pedanía, donde pudieron robar con total impunidad más de tres kilómetros de cable y saquear dos cortijos, incluso con los afectados en el interior.

El PP denuncia la total negligencia de los actuales responsables municipales de seguridad, que desatendieron las llamadas que llegaban de Henares y no establecieron ningún tipo de vigilancia para atajar la delincuencia, que se ha “cebado” con esta pedanía.

Tres robos en apenas tres días han levantado la preocupación e inquietud entre los vecinos de la pedanía lorquina de Henares, a los que se suman, además, dos robos más durante el pasado fin de semana, lo que eleva a un total de cinco los delitos cometidos en esta zona del municipio. Los ladrones se han llevado más de tres kilómetros de tendido eléctrico tras arrancar y tirar del cable en varios lugares y han saqueado dos cortijos. El último de los robos fue cometido en la madrugada del domingo al lunes, cuando varios individuos procedieron a cortar el cableado que suministraba fluido eléctrico a la vivienda de un matrimonio de personas mayores, que en ese momento se encontraba en el interior de su casa. De hecho, fue la mujer quien se percató de que algo estaba sucediendo tras comprobar que la mascarilla de oxígeno que tienen que utilizar para dormir no funcionaba.

Tal y como nos han explicado los afectados, al mirar por la ventana pudieron ver a una persona que permanecía en las inmediaciones de la vivienda, por lo que decidieron cerrar las puertas y alertar a la policía. Poco después escucharon varios golpes y ruido. Con la llegada de la mañana, pudieron comprobar que se habían llevado todo el cable del tendido, del que también habían roto los mástiles de madera de varios metros de altura.

El concejal de Emergencias en el Ayuntamiento de Lorca por el Partido Popular, Juan Miguel Bayonas, se personó en el lugar de los hechos en la mañana de ayer, donde conoció de primera mano el testimonio directo de los vecinos afectados, en el que señalan que el primer robo de cable tuvo lugar en la madrugada del viernes, el segundo el sábado y el tercero en la noche del domingo al lunes.

Está claro que algo ha fallado, y de manera clamorosa, para que los ladrones hayan podido actuar con total impunidad pese a las constantes llamadas de los ciudadanos. Estamos hablando de robos en una misma pedanía, en lugares cercanos entre sí, que no se habrían cometido si desde el ayuntamiento se hubiera prestado un mínimo de atención ante las denuncias de los vecinos. Ya el viernes tendrían que haber establecido un operativo para afrontar los robos, pero ni lo hicieron ese día, ni con el segundo robo, ni con el tercero. Esto es un error garrafal, que carece de justificación y que exigimos que no se vuelva a repetir.

Lo hemos denunciado en repetidas ocasiones: la Policía Local no tendría que haber sido retirada de las pedanías. Fue una temeridad que tendrían que haber corregido. A estas alturas de legislatura, con los disparados datos del índice de criminalidad que afectan a Lorca, y ejemplos tan claros como este, está claro que la inseguridad ciudadana “se les ha ido de las manos”.

Lo más digno que puede hacer después de todo lo que está pasando es reconocer su error, presentar disculpas y recuperar el modelo de seguridad que funcionaba en Lorca durante los años de gestión del Partido Popular. Una vez más cuentan con nuestra mano tendida para emprender una gestión en materia de seguridad como la que los vecinos merecen. Así no se puede seguir. Si después de todo aún perseveran en los mismos errores, habrá que preguntarse qué va a tener que suceder para que se reconozcan los errores y rectifiquen.

Está claro que la dotación de Policía Local no se está sabiendo gestionar adecuadamente, y que las plantillas tanto de la Guardia Civil como de Policía Nacional se han quedado muy cortas para atender las necesidades que presenta Lorca. Seguir diciendo que “aquí no pasa nada” y que “no hay ningún problema de inseguridad” es faltar a la inteligencia de la gente y reírse de los afectados. El esfuerzo que realizan para intentar tapar todos estos robos tendrían que emplearlo en trabajar para solucionar el problema que han provocado, porque si la Policía Local hubiera permanecido patrullando como lo hacía hasta 2019, esto no habría pasado.

La concejal de Seguridad Ciudadana en el Ayuntamiento de Lorca por el Partido Popular, María Belén Pérez, ha exigido que el gobierno socialista atienda las continuas demandas sociales que se vienen acumulando por la nefasta gestión en esta materia y coja la mano tendida de Fulgencio Gil para sacar adelante un Pacto Local por la Seguridad, que entre otras cuestiones, incluya la inversión anual de los 900.000 euros que el ayuntamiento recauda por multas de tráfico en el incremento de efectivos de nuestra Policía Local.

Deja un comentario