Oleada de robos en vehículos en Aguaderas

El PP reclama el establecimiento de un operativo extraordinario y urgente de agentes policiales para frenar esta serie de robos en Aguaderas e insiste en recuperar el modelo de seguridad con presencia permanente de Policía Local en las pedanías.

 Los vecinos de la pedanía de Aguaderas están sufriendo en los últimos días una serie de robos, que ya acumula al menos siete, y que en la noche de ayer sumó dos nuevas víctimas. El modus operandi de los ladrones mantiene una misma pauta: rompen los cristales de las ventanillas, entran en los coches y se llevan todo lo que encuentran. Se trata de vehículos que se encontraban estacionados en la propia parcela de los vecinos, junto a sus viviendas, y que los afectados se han encontrado con los cristales destrozados. En algún caso, los ladrones incluso han saltado por encima del vallado perimetral para cometer los robos.

 

La concejal de Seguridad Ciudadana en el Ayuntamiento de Lorca por el Partido Popular, María Belén Pérez, ha compartido la preocupación que existe entre los vecinos, y ha exigido el establecimiento inmediato de un dispositivo con carácter extraordinario que permita a los ciudadanos recuperar la tranquilidad y detener esta oleada de robos cuanto antes. Consideramos que el actual gobierno local ya tenía que haber tomado cartas en el asunto para atajar estos problemas, y no entendemos cómo es posible que hayan dado lugar a que tenga que ser otra vez este grupo municipal el que ponga sobre la mesa las soluciones y las medidas necesarias.

 

Los vecinos se merecen contar con la tranquilidad que otorga la presencia permanente de la Policía Local en nuestras pedanías, que erróneamente suprimió el PSOE en 2019, y que tan nefastas consecuencias está deparando a los lorquinos. Estos robos son un ejemplo más de una problemática que afecta a todo el municipio, y que se traduce en un incremento continuo del número de delitos que se cometen, tal y como está recogiendo el índice de criminalidad del Ministerio del Interior.

 

La seguridad ciudadana se les ha ido completamente de las manos y se manifiesta en cifras concretas, como que los delitos de robo con violencia o intimidación han crecido en el municipio en un 55,6% y los de robo en domicilios o establecimientos particulares se han disparado un 96,4%. Hemos de tener en cuenta que la inseguridad ciudadana se ha extendido por toda Lorca, y si en el casco urbano los vecinos nos muestran continuamente su preocupación, hemos de tener en cuenta que los lorquinos que residen en pedanías ni siquiera cuentan con presencia de Policía Local, lo que acrecienta aún más si sabe la sensación de abandono y desprotección por parte de un gobierno local que está generando discriminación en materia de seguridad.

Deja un comentario