El Gobierno regional aprueba un techo de gasto “histórico y riguroso” que alcanza la cifra récord de 5.943 millones de euros

El límite máximo de gasto no financiero para el ejercicio 2023 se incrementa en 532,7 millones de euros para reforzar los servicios esenciales en la lucha contra la crisis y generar oportunidades

La previsión de crecimiento del PIB se sitúa en un 0,9 por ciento y supera el nivel prepandemia, mientras que el crecimiento del empleo consolida una bajada de la tasa de paro de 4 puntos desde 2018

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy, a propuesta de la Consejería de Economía, Hacienda y Administración Digital, un límite máximo de gasto no financiero para el año 2023 “histórico y riguroso”. El conocido como techo de gasto para el próximo ejercicio alcanza los 5.943,05 millones de euros, una cifra récord que supera en 532,7 millones el techo de gasto del año anterior (+9,8 por ciento), con el objetivo de reforzar los servicios esenciales frente a la crisis y generar oportunidades para las familias, autónomos, trabajadores, empresarios y colectivos más vulnerables de la Región.

Una vez aprobado por el Consejo de Gobierno el límite máximo de gasto para la Administración regional y sus organismos autónomos, se inicia ya la tramitación parlamentaria del proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad para el ejercicio 2023.

El consejero de Economía, Hacienda y Administración Digital, Luis Alberto Marín, destacó, en la rueda de prensa posterior a la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno, que se trata de un techo de gasto “realista, responsable y prudente y al mismo tiempo muy ambicioso. Este techo de gasto es la base sobre la que vamos a construir los presupuestos que necesitan los habitantes de esta Región. Frente a la incertidumbre y a la volatilidad de la situación actual y a la desconfianza que genera el Gobierno central, el Gobierno regional ofrece certidumbre, seguridad y confianza”.

En este sentido, las previsiones realizadas por los técnicos de la Consejería de Economía, Hacienda y Administración Digital estiman un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,9 por ciento, hasta alcanzar los 36.535 millones de euros. “Es un crecimiento moderado y realista basado en cálculos rigurosos que consolidan la estabilidad económica en la Región y que nos llevan, gracias al esfuerzo de toda la sociedad regional, a superar el PIB prepandemia”.

En cuanto al empleo, las estimaciones apuntan que en 2023 el número de cotizantes a la Seguridad Social alcanzará los 628.790, una cifra récord en la Región de Murcia. La tasa de paro, por su parte, se sitúa en un 13 por ciento, la más baja en una década.

Desde el inicio de la legislatura, en el año 2018, la tasa de paro ha descendido cuatro puntos, pasando del 16,8 por ciento en ese año al 13 por ciento previsto para 2023. En la última década, ese descenso alcanza los 16 puntos en la Región.

“Es un dato muy positivo porque detrás de cada cifra hay una persona, que es lo que realmente importa. Desde el gobierno de López Miras trabajamos para mejorar la vida de los habitantes de nuestra región y para que todos tengan oportunidades, y ese es sin duda el objetivo de los presupuestos que diseñaremos previa aprobación de este techo de gasto”, señaló Marín.

Esas estimaciones macroeconómicas regionales son uno de los elementos que determinan el techo de gasto junto con la previsión de ingresos. En lo que se refiere a los ingresos, de los que tres cuartas partes proceden del sistema de financiación autonómica, su cálculo se realiza en base a tres componentes: los ingresos no financieros, el objetivo de déficit y los ajustes de contabilidad nacional.

El sistema de financiación sigue lastrando a la Región de Murcia

En los ingresos no financieros para 2023, esta cantidad asciende hasta 5.739,26 millones de euros, lo que supone un aumento de cerca de 845,6 millones de euros.

El objetivo de déficit se ciñe este año al 0,3 por ciento (110,9 millones de euros) fijado en las reglas de estabilidad fiscal, pese a que su cumplimiento está suspendido por tercer año consecutivo. Los ajustes de contabilidad nacional, por último, suponen 92,9 millones de euros.

El titular de Hacienda lamentó que el aumento de ingresos no financieros se sustente “en una circunstancia coyuntural y que perjudica a nuestros ciudadanos como es la recaudación extraordinaria del Estado como consecuencia de la elevada inflación”.

“En el caso de la Región de Murcia, el aumento de ingresos tendría que ser consecuencia de un sistema de financiación autonómica justo, equitativo y suficiente, pero lamentablemente el Gobierno de Sánchez ya ha dejado claro que su idea de igualdad y justicia se aplica solo a quienes le apoyan para mantenerse en el poder a cualquier precio”.

“En la actualidad, la Región de Murcia sigue a la cola en financiación por habitante, una brecha que se hace más acusada si se compara con las comunidades autónomas uniprovinciales”. En concreto, la financiación en la Región de Murcia solo alcanza el 90 por ciento de la media, con una diferencia de más de 40 puntos porcentuales con respecto a las mejor financiadas, Cantabria (3.694 euros por habitante) y La Rioja (3.643 euros por habitante).

“La negativa de Sánchez y su ministra Montero a abordar la reforma del modelo de financiación hace que, un año más, contemos con menos recursos de los que necesitamos para prestar los servicios públicos, por lo que condena a los ciudadanos de la Región a afrontar la salida de la crisis en desventaja con respecto al resto de los españoles”, concluyó Marín.

Deja un comentario