Lorca pone en marcha un servicio exclusivo para la recogida de podas y desbroces en el Centro de Gestión de Residuos de Barranco Hondo

El Ayuntamiento, a través de la empresa Limusa, ha impulsado esta iniciativa con el objetivo de ayudar a los ciudadanos que dispongan de jardines o que residan en zona de huerta en la recogida de los residuos que genere su actividad no profesional

El alcalde de Lorca, Diego José Mateos, y el vicealcalde y concejal de Empresas Públicas, Francisco Morales, han presentado esta mañana el nuevo servicio gratuito de recogida de podas y desbroces puesto en marcha por el Ayuntamiento de Lorca dando respuesta a las necesidades del municipio, junto al concejal de Medio Ambiente, José Luis Ruiz Guillén.
El alcalde de Lorca ha explicado que “para desarrollar esta iniciativa, la concejalía de Medio Ambiente y Limusa han habilitado un nuevo punto exclusivo para la recogida de restos vegetales en el Centro de Gestión de Residuos (CGR) de Barranco Hondo, gestionado por la empresa municipal Limusa y que está operativo desde esta misma semana”.
El vicealcalde, Francisco Morales, ha manifestado que “con ello, damos respuesta a una necesidad histórica en Lorca con el principal objetivo de seguir avanzando en materia de sostenibilidad y cuidado del medio ambiente, ayudando a los pequeños productores que generan podas herbáceas y a los ciudadanos que dispongan de jardines o que residan en zona de huerta o campo en la recogida de residuos, clarificando qué hacer con cada uno de los residuos que se generan”.
Morales ha explicado que “se pueden depositar en este punto restos vegetales procedentes de origen doméstico, de todo el término municipal de Lorca, en pequeñas cantidades, siempre que estos quepan en un remolque, furgoneta o turismo. Se estará controlando en acceso por parte del control de acceso del propio CGR desde donde se van a dar todas las facilidades”.
Diego José Mateos ha detallado que “en el nuevo punto para la recogida de restos vegetales se ha dispuesto un espacio de aproximadamente 600 m2, que permanecerá abierto los 365 días del año, de lunes a domingo, en horario de invierno de 8:00 horas a 18:00 horas y de verano de 8:00 a 21:00 horas, incluidas las jornadas festivas que son aquellos días en los que los propietarios de pequeños jardines y pequeñas explotaciones en la huerta dedican para la poda”.
El Primer edil ha afirmado que “de esta forma, se dará solución a la problemática que teníamos tras la prohibición de la quema de los restos de podas, que era la forma tradicional de eliminarlos, pudiéndose depositar aquí” y ha recordado que “no se pueden depositar otros tipos de restos que no sean pequeños residuos de jardinería y de poda, algo para lo que se va a estar muy vigilantes, no pudiéndose depositar troncos ni ramas gruesas, ya que los restos leñosos se seguirán gestionando en el Punto Limpio, siempre que se depositen en pequeñas cantidades”.
El alcalde ha apuntado que “se trata de que una vez recogidos estos restos de poda y haya una acumulación, será un gestor autorizado el encargado de su recogida para su valorización y reciclaje de los mismos para su utilización como pelet o compostaje, como una apuesta por solucionar uno de los grandes problemas de nuestra huerta y una reivindicación que los sindicaros agrarios como COAG y UPA nos han venido solicitando desde hace tiempo, y se ha decidido centralizar aquí para que todo sea esa economía circular”.
Diego José Mateos ha hecho un llamamiento “a la utilización correcta y responsable de este nuevo servicio, dándoles una salida a esos restos” y ha agradecido a la concejalía de Medio Ambiente, encargada de las obras para acondicionar este nuevo espacio, y a Limusa que se ha encargado de la tramitación ambiental necesaria y se encargará de la propia gestión”.
El concejal de Empresas Públicas, Francisco Morales, ha remarcado la “importancia de las campañas de comunicación para dar a conocer este espacio que desde hoy ya se puede utilizar y que va a permitir depositar estos pequeños restos de poda, ya que los grandes volúmenes se deberán depositar en los dos puntos limpios que tenemos en el municipio de Lorca, como son el del Centro Logístico de Limusa y el del propio centro de Gestión de Residuos de Barranco Hondo”.
Cabe recordar que las podas y desbroces son residuos que no se pueden depositar en los contenedores de desechos orgánicos y residuos urbanos sólidos. Esta es una de las razones por las que el Consistorio lorquino, en colaboración con Limusa, ha desarrollado esta actuación. Tenemos habilitado, para que los vecinos puedan resolver todas sus dudas o aclaraciones al respecto, el teléfono de atención del propio Centro de Gestión de Residuos 968 43 91 70.
Morales ha afirmado que “queremos que los lorquinos sigan siendo responsables, ya que los datos de reciclaje siguen incrementándose, especialmente en los últimos años, gracias a la concienciación y el trabajo comunicativo desarrollado por Limusa y el Ayuntamiento de Lorca para poner todas las facilidades a los lorquinos”.
“Esta actuación se enmarca en las políticas de búsqueda de la sostenibilidad que están desarrollando las concejalías de Empresas Públicas y de Medio Ambiente en coordinación con Limusa, con el objetivo de impulsar la correcta gestión de residuos y fomentar el reciclaje y la protección medioambiental, garantizando la salubridad del municipio en el marco de una economía circular”, ha manifestado Francisco Morales.
Para concluir, el vicealcalde de Lorca ha animado “a los lorquinos a seguir siendo tan responsables como lo están demostrando, a utilizar esta nueva herramienta que mejora el tratamiento de residuos en Lorca y da un nuevo servicio a los vecinos y a incrementar el reciclaje en el municipio cuidando nuestro entorno natural y mejorando la convivencia ciudadana”.

Deja un comentario