Denuncian hacinamiento en los autobuses urbanos

La concejala, Gloria Martín, exige un refuerzo del servicio en las horas críticas para no poner en riesgo la seguridad de los usuarios, muchos de ellos niños y niñas de corta edad y personas mayores que se ven obligadas a viajar de pie

La concejala de Izquierda Unida-Verdes en el Ayuntamiento de Lorca ha denunciado hoy el hacinamiento y la falta de seguridad que aquejan a los usuarios de la línea 1 del autobús urbano, que recorre el trayecto desde la estación de San Diego hasta el hospital comarcal Rafael Méndez.

Gloria Martín ha realizado el recorrido en el autobús de las 8.15 horas, alertada por vecinos que denuncian la masificación de este servicio coincidiendo con el horario de apertura de los centros escolares.

Efectivamente, la edil de IU ha comprobado personalmente cómo en la tercera parada de la línea, la más próxima al campus universitario de Lorca en la avenida Fuerzas Armadas, ya no quedaban asientos disponibles y niños y niñas de muy corta edad y personas mayores “viajan de pie y con evidente falta de seguridad en caso de un eventual frenazo o de accidente”. Al respecto, Martín ha agradecido la “pericia” y la “responsabilidad” de los chóferes, “que son plenamente conscientes de que llevan sus vehículos abarrotados y con los pasajeros de pie”.

Esta denuncia coincide con el anuncio del equipo de Gobierno municipal del “refuerzo” del servicio de transporte público urbano. Para publicitar esta medida, el alcalde, el vicealcalde y la concejala de Transporte se hicieron fotos en uno de los dos nuevos microbuses que, evidentemente, estaban vacíos para la ocasión. Por ello, Martín ha pedido a los responsables municipales que “se den un baño de realidad” y que se pongan en la piel de las vecinas que tienen que subir a sus hijos e hijas sobre las ruedas del autobús para que no sufran pisotones, o de los ancianos que se pasan el viaje intentado no perder el equilibrio”.

“Se sabe perfectamente que hay momentos críticos, que coinciden con la entrada en los colegios, y que hay madres que se ven obligadas a viajar con sus bebés en carritos para acompañar a sus hijos mayores a la escuela, lo que reduce considerablemente el espacio dentro del vehículo, por lo que lo razonable es reforzar el servicio en esos horarios”, concluyó.

Deja un comentario