El Ayuntamiento de Lorca no subirá los impuestos municipales por cuarto año consecutivo

El equipo de Gobierno no presentará modificaciones a las Ordenanzas Fiscales con el objetivo de llevar a cabo una bajada efectiva de los impuestos municipales por la no aplicación de la subida del IPC y reducir, así, los efectos en la sociedad lorquina del incremento del coste de la energía o la cesta de la compra debido a la situación global.

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Lorca, Isidro Abellán, ha informado de que el equipo de Gobierno, por cuarto año consecutivo, no subirá los impuestos municipales.
            Abellán ha explicado que “el equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Lorca, con su alcalde Diego José Mateos al frente, es consciente de la difícil situación que viven gran número de familias en nuestro municipio por la imparable subida de precios que estamos sufriendo en los últimos meses, sobre todo los energéticos”.
            El edil ha anunciado que “con el firme objetivo de ayudar a nuestros vecinos y vecinas, marcado por este equipo de Gobierno desde nuestra llegada al Ayuntamiento, un año más, y por cuarto año consecutivo, no vamos a subir los impuestos en Lorca”.
            “Todos los años, en el Pleno Municipal de octubre se presentan las modificaciones a las ordenanzas fiscales, tasas y precios públicos del Ayuntamiento para el año siguiente y el próximo lunes 31 de octubre, fecha en la que se celebre dicho Pleno, este equipo de Gobierno no va a presentar ninguna modificación ni a las Ordenanzas Fiscales, ni a las tasas ni a los precios públicos”.
            Abellán Chicano ha recordado que “en 2019, hace tres años, se aprobaron las Ordenanzas Fiscales con bajadas de impuestos como la del 2 por ciento en el IBI para recibos domiciliados, que supuso una rebaja para los ciudadanos de entorno al cuarto de millón de euros; en 2020 y 2021 tampoco se modificaron los impuestos municipales puesto que las Ordenanzas Fiscales no fueron aprobadas, a pesar de incluir rebajas fiscales para los sectores económicos afectados por la crisis sanitaria”.
            “Aun así, posteriormente se aprobaron medidas anticrisis que supusieron bonificaciones en el IBI para comerciantes y hosteleros, supresión de tasas para terrazas a hosteleros y de las tasas de los mercados, en otras. Y es que, en los últimos casi cuatro años en los que este equipo de Gobierno lleva al frente del Ayuntamiento de Lorca, tampoco se ha aplicado ninguna actualización del IPC en los tributos municipales”.
            El concejal de Hacienda ha especificado que “además, esta medida que hoy anunciamos de congelación de los impuestos, supondrá una bajada efectiva o real de los impuestos municipales, puesto que tampoco se va a aplicar la subida del IPC del último año, como debería hacerse normalmente y que ha sido especialmente alta en el último año, concretamente del 8,9 por ciento. (IPC interanual de septiembre de 2021 a septiembre de 2022)”.
                “Al igual  que a las familias lorquinas les es más caro llenar la cesta de la compra, a este Ayuntamiento le es igualmente más caro el poder realizar y prestar sus servicios al ciudadano, puesto que también sufre la subida de los precios a la hora de comprar y adquirir servicios y materiales, además del mayor coste de la energía, de las subidas salariales o del incremento del precio en la realización de obras”.
            Isidro Abellán ha insistido en que “esto supone que el Ayuntamiento de Lorca afronte el año próximo mayores gastos con los mismos ingresos, con el consecuente esfuerzo económico y presupuestario pero sabemos que es necesario. Este equipo de Gobierno es sensible a la situación económica que atraviesan muchos lorquinos y lorquinas, y por ello, el alcalde de Lorca, Diego José Mateos, apuesta por realizar un esfuerzo económico en las arcas municipales, y no subir los impuestos, así como trasladar a las lorquinas y lorquinos el ahorro fiscal que supone la no subida del IPC a los impuestos, tasas y precios públicos municipales”.

Deja un comentario