88 equipos participan en la 43º Travesía de montaña por parajes locales de Humbrías, en el límite provincial con Almería

Del total de equipos, 19 compitieron en la travesía larga; 39 en la corta y 30 en la familiar

 La 43º Travesía de montaña de los Juegos Deportivos del Guadalentín se ha celebrado este fin de semana con éxito de participación. Un total de 88 equipos tomaron la salida en el paraje conocido Casas del Rubio, en la diputación de Humbrías, colindante con el límite provincial con Almería. Ha sido la mayor participación desde la edición del año 2016 a la que se sumaron 483 participantes. Del total de los 88 equipos, 19 han competido en la travesía larga, 39 en la corta, y 30 en la familiar.

 

A primera hora de la tarde de ayer sábado comenzaron a llegar al campamento base los equipos. Para entonces, el amplio comité de organización ya tenía todo preparado después de una intensa mañana de montaje a la que sumar los días de preparativos previos para que la prueba pudiera celebrarse sin ningún tipo de problemas, como finalmente así ha sido. Una vez en el punto de partida, los traveseros montaron sus tiendas de campaña y prepararon sus mochilas antes de entrar en la Cámara de llamadas para estudiar durante veinte minutos el mapa  con el que habrían de orientarse para pasar por los diferentes controles antes de entrar en meta.

 

A las nueve de la noche tomaron la salida los primeros equipos de las tres modalidades de Travesía: ‘Los cuatro fatásticos’ en la familiar; los míticos ‘Águilas cojas A’ en la corta; y ‘Anda y no te pares’ en la larga. Cada cinco minutos lo hicieron el resto de equipos hasta que todos estuvieron en competición recorriendo las diferentes distancias establecidas, desde los seis kilómetros de la travesía familiar a los 20 kilómetros de la larga, pasando por los 12 kilómetros a los que se enfrentaban los inscritos en la travesía corta.

 

Equipos saliendo, llegando, tomando migas y chocolate, comentando los pasos, los controles, el que se perdió y el que no, quien se acostaba a dormir un poco y quien esperaba a que llegara un conocido, información a través de los walkis, localización de equipos, alguien que se ha despistado,…. En resumen, una completa noche de deporte, naturaleza y convivencia que se viene repitiendo desde hace cuarenta y tres años gracias a la iniciativa del Grupo Espeleológico de Lorca (G.E.L.) que la puso en marcha.

 

Con la llegada de la mañana de hoy,  se ha celebrado el tradicional almuerzo de convivencia y la entrega de medallas a los equipos más regulares, que son aquellos que más ajustan su velocidad media durante toda la Travesía. En la Travesía familiar, los tres primeros clasificados han sido los equipos:  ‘Las migas ruleras que nos vamos a comer’, Perdidos y Escudos 1.

 

En la Travesía corta, los ganadores han sido los equipos ‘Intrépidos bañistas’, seguidos de ‘Espubirra 1’ y Los ocho miles’. En cuanto a la  Travesía larga, el oro ha sido  para ‘Kung-Fu Panzas’, seguidos de ‘Qué puede salir mal?’ y ‘Los Xiquenas’

 

Pero una crónica sobre la Travesía de montaña no puede concluir sin reconocer el trabajo que realizan más de un centenar de personas que durante meses preparan con cariño y altruismo esta actividad para que siga siendo un éxito, así como a todos los voluntarios que colaboran desde los controles, entrada y salida, avituallamiento, montaje, seguridad, y los equipos de emergencias que velan para que todo vaya bien. Por ellos sigue viva y en plena forma 43 años después esta prueba.

Deja un comentario