Cierra en Lorca la empresa que criaba gusanos y grillos para consumo humano

Entogourmet entra en concurso y solicita la liquidación con unas pérdidas de 1,3 millones en 2021

La primera empresa instalada en la Región para criar insectos comestibles ha echado la persiana. Entogourmet ha presentado concurso de acreedores y solicitado su liquidación. De origen en Países Bajos y constituida en 2017, no comenzó su actividad hasta dos años después en el polígono industrial Los Peñones, en Lorca, donde instalaron un centro de preparación de grillos y gusanos para consumo humano.

La especies que manipulaban eran Acheta domesticus (grillo doméstico) y Tenebrio molitor (gusano de la harina) con la intención de comercializarlos como producto alimenticio, dentro del capítulo de ‘nuevos alimentos’.

Se trataba de dos productos con un gran potencial en cuanto a fuentes alternativas de proteínas dietéticas y, tras el proceso, el producto final que se obtiene es grillo secado, congelado o procesado en harina y gusano secado o procesado en harina.

Los malos resultados económicos han forzado su cierre. Su volumen de negocio fue en 2020 de 74.000 euros; y algo más del doble en 2021 (168.000 euros). El resultado del primer año fue de 2.500 euros y el segundo se dispararon los números negativos hasta 1,3 millones de euros y unas deudas de 421.000 euros.

 

El juzgado de lo Mercantil número 1 de Murcia ha nombrado administrador concursal a Francisco López García, de Aecon Servicios Profesionales.

 

[Img #93286]

Plato de Acheta domesticus, grillo común

Deja un comentario