Se disparan las quejas ciudadanas en Totana por los problemas en el servicio de la ORA

Ante el abandono de los parquímetros averiados por parte del gobierno local.

Los vecinos han trasladado al Grupo Popular que estas máquinas no reciben el mantenimiento adecuado, lo que motiva que no puedan prestar servicio y obligan en muchas ocasiones a quienes aparcan en la zona azul a recorrer varias calles para obtener un tique.

El gobierno comunista aseguró en febrero que los parquímetros estarían renovados en junio, pero en julio no se había hecho nada, y prometieron que se haría en septiembre. Sin embargo, septiembre concluye y la situación empeora sin cumplir su palabra.

El PP recuerda que la renovación de estos aparatos sigue pendiente a pesar de haber estado incluidas en los presupuestos municipales de 2021 y 2022, y recuerda que este servicio genera unos notables ingresos económicos al ayuntamiento, que deberían haber aprovechado para arreglar o renovar los equipos.

 La falta de mantenimiento en nuestra localidad continúa sumando ejemplos derivados del abandono y pésima atención de los actuales responsables políticos en el Ayuntamiento. Así, a las periódicas denuncias relacionadas con el mal estado generalizado del mobiliario urbano, deficiente reposición de elementos y muy escasas actuaciones para reposición de aceras rotas o firme en mal estado de nuestra red de caminos y carreteras municipales, se añade un lastre más del que los vecinos de Totana se están quejando con toda la razón.

 

Se trata de la desidia que el gobierno comunista del municipio muestra en relación con la tan demandada sustitución y/o arreglo de los parquímetros, las máquinas a las que hay que recurrir para sacar el necesario tique cada vez que estacionamos vehículos en la zona incluida dentro de la Ordenanza Reguladora de Aparcamientos (ORA). Tal y como nos están haciendo llegar los vecinos afectados por esta situación, cada vez cuesta más trabajo encontrar un dispositivo de este tipo que preste servicio en condiciones, ya que, al tratarse de aparatos que acumulan ya más de 15 años instalados en las calles, sufren averías de las que el

 

No entendemos por qué el dinero que el Ayuntamiento recauda gracias a este servicio, bien de los tiques de estacionamiento o de las sanciones por no aparcar sin obtenerlo, no reserva al menos parte de este montante económico para emplearlo en mantener en las debidas condiciones estas máquinas. Estamos hablando de un servicio cuya rentabilidad en términos monetarios está garantizada año tras año, puesto que los gastos derivados de su prestación se pueden cubrir sobradamente con los ingresos que depara a las cuentas municipales, por lo que la situación a la que han dado lugar carece de justificación alguna. Con una buena gestión desde el Consistorio Municipal, esto no constituiría ningún problema.

 

De hecho, lo que los vecinos nos transmiten en que, en repetidas ocasiones, tienen que recorrer varios tramos de diferentes calles para encontrar un parquímetro en el que poder sacar su recibo. Este tipo de abandonos, unidos al resto de crecientes deficiencias que presenta en especial el caso urbano totanero, ofrecen una mala imagen de nuestra localidad, por lo que consideramos que debería prestarse la atención que precisa, atendiendo a las quejas ciudadanas.

 

Antonio Martínez Belchí, concejal del PP en el ayuntamiento de Totana, ha manifestado que hemos de tener en cuenta que precisamente el arreglo de estos elementos del mobiliario urbano ha estado incluido en el presupuesto municipal tanto en las cuentas correspondientes al ejercicio 2021 como en las de este 2022, que está entrando en su último trimestre. No es presentable que después de estar previsto durante los dos últimos años ahora la situación sea peor que al principio. Alcanzado este punto, consideramos que desde el ayuntamiento debería plantearse no ya el parcheo o arreglo puntual de averías, sino la renovación paulatina de todas estas máquinas. Para ello se debería valorar si después de más de 15 años, el arreglo de estos aparatos no nos va a costar a los totaneros más que la adquisición de unos nuevos.

 

En cualquier caso, es evidente que así no se puede seguir, por lo que, como hemos trasladado ya en varias ocasiones desde nuestra labor en el Ayuntamiento, exigimos que se articulen cuanto antes los mecanismos necesarios que permitan a los vecinos comprobar que sus demandas son atendidas y solucionadas.

Deja un comentario