Califican de chapuza la colocación de dos aulas modulares en el Colegio de La Campana

Afirman que están separadas, peligrosas y de nefasta accesibilidad.

La concejala de educación del Ayuntamiento de Lorca acusa al Gobierno Regional de “mentir ya que la Consejería de Educación no ha cumplido nada de lo que había prometido a los padres y madres del colegio de La Campana” y exige “soluciones estructurales porque esta chapuza no garantiza la seguridad de los niños y dificulta considerablemente la labor docente”.

La concejala de educación del Ayuntamiento de Lorca, Antonia Pérez, y la vicepresidenta del AMPA del colegio de La Campana, Sandra Serrano, han manifestado su rechazo rotundo a “la chapuza que ha realizado el Gobierno Regional en la tarde de ayer colocando dos aulas modulares separadas, que son peligrosas para los niños porque deja numerosos puntos muertos y están sostenidas de mala manera, y que además deja una nefasta accesibilidad”.

La vicepresidenta del AMPA del colegio de La Campana lamentaba que “habíamos acordado con la Consejería que se iban a montar aulas modulares que iban a estar conectadas para optimizar el espacio y no perder patio. Pues todo lo que han hecho va en contra de lo pactado, porque son dos aulas separadas, han dejado solo 30 centímetros para acceder al aula, con peligrosos puntos muertos tanto en los laterales como debajo de las aulas, y una de ellas está reutilizada de otro centro”.

En este sentido, Sandra Serrano afirma que “en todo momento se habló de dar con una solución de calidad y con objetivo de durabilidad, y nos juraron y perjuraron que estaban buscando un aula compacta de nueva construcción que nada se asemeja a lo que han colocado. Esto es una chapuza que no garantiza la seguridad de los niños y provoca más espacios de peligro por los puntos muertos”.

Por su parte, Antonia Pérez ha advertido del peligro y del deterioro que supone estas dos aulas “que además no están terminadas de montar porque no han puesto solera, están calzadas con tacos de madera que provocará inevitablemente que el equilibrio de las aulas ceda en cuestión de meses y con espacios de techado donde es evidente que va a entrar agua en cuanto llueva”.

La concejala de educación del Ayuntamiento de Lorca considera que “han intentado callar a los padres colocando deprisa, corriendo y mal unas aulas modulares que dificultan la labor docente de los profesionales, que supone una muy deficiente estancia para los niños en el aula y que merma el espacio de este colegio. El gobierno regional vuelve a mentir y vuelve a hacer una dejación de funciones de sus competencias, porque para el PP la educación es un gasto en vez de una inversión, y abandonan tanto a los espacios rurales como a los municipios que poseemos un amplio término”.

Deja un comentario