Respaldan las demandas de los vecinos de La Escarihuela y exige la ejecución inmediata de actuaciones de mantenimiento ante el vergonzoso abandono que sufre la pedanía

La antigua escuela unitaria está repleta de excrementos, nidos y restos de palomas muertas, ofreciendo un hedor insoportable, mientras que el local social requiere de una intervención urgente, es especial para repintar el inmueble.

El PP reclama el asfaltado del camino de Pulpí y la calle Cuesta, limpieza de aceras, desbroce de cunetas ante la inseguridad vial que provoca, así como la colocación de un espejo para mejorar el tráfico en el cruce del camino Molino de Viento.

 La total falta de atención por parte del actual gobierno local ha indignado a los vecinos de La Escarihuela, que acumulan ya varios años exigiendo que se ejecuten los trabajos de mantenimiento que habitualmente se desarrollaban por parte del ayuntamiento, pero que en este periodo se han abandonado casi por completo.

 

Loa afectados denuncian falta de limpieza, desbroce de caminos, señalización vial y mejora de sus vías de comunicación, entre otras cuestiones. En una reciente visita a esta pedanía, concejales del Grupo Municipal Popular han acompañado a los vecinos para conocer de forma directa las quejas que vienen trasladando sin obtener solución alguna.

 

De esta forma, se ha comprobado la necesidad de proceder al repintado de la señalización vial de la carretera que da acceso al núcleo urbano de La Escarihuela, ya que no se ha restituido a lo largo de los últimos tres años, teniendo como consecuencia directa que presente un avanzado estado de deterioro.

 

Los arcenes de los caminos cercanos al centro urbano de La Escarihuela, además, están invadidos por maleza, matorrales y residuos de todo tipo, motivado por la falta de mantenimiento que sufren. Cabe señalar que existe una valla ornamental de madera junto a la vía principal de acceso a la pedanía, la avenida Virgen María, que está rota, astillada y las púas que unían sus travesaños están ahora al aire y oxidadas, con el consecuente riesgo para los viandantes, ante lo que reclamamos que se proceda a su arreglo, junto a la limpieza de aceras y la adecuación general del mobiliario urbano.

 

Desde el PP solicitamos el asfaltado del camino de Pulpí y la calle Cuesta, tal y como proponen los vecinos. Se trata de vías muy frecuentadas por los residentes que deberían haber sido objeto de actuación siguiendo las inversiones que se venían materializando por parte del ayuntamiento.

También se exige la colocación de un espejo para evitar accidentes en un tramo de la carretera que enlaza con el paraje de La Piscina, concretamente en el denominado Camino del Molino de Viento, habida cuenta del intenso tráfico que soporta esta vía, en un enclave con manifiesta falta de visibilidad para conductores y usuarios en general.

 

Los vecinos denuncian el bochornoso estado que presenta el inmueble de la antigua escuela unitaria, abandonado y repleto de excrementos, nidos y restos de palomas muertas, cuando hace apenas tres años, estaba perfectamente acondicionado. De hecho, se ejecutó una inversión para su mejora integral, ofreciendo a los vecinos un lugar donde poder desarrollar sus actividades en condiciones, que el abandono del PSOE ha echado por tierra.

 

El abandono que sufre esta pedanía es un ejemplo muy relevante de la desidia a la que el PSOE ha condenado a los vecinos de diputaciones y parajes lorquinos. No nos vamos a resignar a ver cómo quienes deberían realizar el mantenimiento y mejora de las pedanías se han olvidado de los vecinos, y donde prometieron brillo, han llevado ruina.

Deja un comentario